Marcas de los granos en la edad adulta: qué hacer

María José Roldán Prieto

Marcas de la piel con granos

Si piensas que el acné es sólo cosa de adolescentes estás bastante equivocada. Muchos adultos también padecen los granos y las marcas que dejan en la piel. No importa la edad que tengas, es posible que los granos y sus marcas te acechen cuando menos te lo esperes.

El acné en las pieles que ya son maduras

El acné en las personas adultas puede ser causado por muchos motivos, como por ejemplo: el estrés, los cambios hormonales, la menopausia en las mujeres, las píldoras anticonceptivas, etc. Algunos medicamentos que incluyan en sus componentes litio, anticonvulsivos o corticosteriodes también pueden causarte acné. Si tienes granitos y éstos te causan marcas lo mejor que puedes hacer es acudir a tu dermatólogo para que averigüe contigo cuál es el factor desencadenante ante esta situación ya que en algunos casos puede ser por otro motivo diferente.

Es necesario que para evitar este tipo de problemas en la piel tengas un cuidado de la piel a diario, deberás limpiarla todos los días. Para unas rutinas diarias de limpieza puedes seguir los siguientes pasos:

1 Lava tu cara sólo dos veces al día

2 Utiliza agua tibia o fría y un limpiador suave

3 Usa tus manos, unas toallitas de bebé o un cepillo de limpieza durante 30 segundas

4 Seca tu rostro sin frotar. Pero, ¿qué tipos de productos debes usar para limpiar el rostro y así evitar que salgan granos y las horribles marcas en la edad adulta?

Puedes usar limpiadores para retirar la suciedad, el maquillaje o la contaminación del ambiente. Es mejor que uses limpiadores suaves que no te irriten la piel. Las cremas y las lociones también pueden ser una buena idea para aclarar la piel y disminuir las marcas. En el mercado actual también puedes encontrar cosméticos que incluyen ácido salicílico que ayuda a combatir el acné. En general, deberás buscar productos de cuidado de la piel que ponga en la etiqueta que no son comedogénicos –que no obstruyen los poros- o no acnegénico –que no causan granos-.