Manicura especial para una comunión: ¡Deslumbra con tus uñas!

Elegir el diseño de uñas perfecto es tan importante como escoger el vestido

Tamara Sánchez

Manicura perfecta para una comunión

Esta época está llena de celebraciones y el tiempo acompaña a realizar eventos junto a tu familia y amigos. Uno de los más clásicos es la comunión. Una celebración religiosa donde los niños son los principales protagonistas, pero el resto de invitados tampoco se puede quedar atrás. Cuando tienes una comunión, elegir el vestido, el peinado y los complementos puede ser un verdadero quebradero de cabeza, pero también te sirve como excusa para tener un ‘trapito’ más en el armario.

Preparación de la manicura para ir de comunión

Junto al vestido, también hay que pensar en el peinado y en el maquillaje acorde con el modelito comprado y todo ello sin pasar por alto la manicura. Parece que nadie se va a fijar en tus uñas pero no es así, éstas forman una parte muy importante en tu cuerpo pues muestran tu personalidad.

Manicura de comunión paso a paso

Elegir la manicura más adecuada pasa por combinarla con el vestido que lleves, variando el diseño según el color, estampado o forma del vestido. Si has escogido una prenda con estampados, descarta la manicura con animal print o decoraciones muy extravagantes. Opta por un clásico, como la manicura francesa o un esmalte de un solo color.

Para realizar la manicura francesa, lo primero que deberás hacer es retirar cualquier resto de esmalte anterior que tengas. Para ello, puedes utilizar un quitaesmalte suave a ser posible que no contenga acetona para no dañar las uñas. Después remoja las manos en agua tibia y jabón para ablandar y limpiar las uñas y, una vez secas con la ayuda de un palito de naranjo empuja las cutículas hacia atrás.

Cuando tengas las cutículas preparadas será momento de darle forma a las uñas a través de una lima. Recuerda usarla siempre desde dentro hacia fuera. Después de este paso, la preparación de las uñas ya está acabada.

La manicura para una comunión paso a paso 

Ahora es momento de empezar a realizar la manicura francesa y, para empezar, debes aplicar una capa de esmalte transparente. Una vez seca debes colocar las tiras de la guía de la manicura francesa dejando 3 mm de distancia de las puntas de las uñas.

Usa el esmalte blanco para pintar las puntas de las uñas y, cuando se seque retira las guías. A continuación, aplica una capa de esmalte en nude o rosa clarito y deja secar. Para acabar, recuerda que para cualquier manicura es muy recomendable aplicar una capa de top coat para proteger y suavizar las uñas.

Las uñas para ir de comunión

Si por el contrario, el vestido es clásico a un solo color, dale vida a través de tus uñas. Puedes decantarte por una manicura con decoraciones nail art  o combinaciones de esmaltes llamativos como un rosa fucsia y verde manzana. Un diseño nail art simple pero llamativo, son los basados en degradados, como por ejemplo combinando el color blanco con el dorado. Esta mezcla de tonos es perfecta para esta época pues recuerda a la arena de la playa y realizarla desde casa no requiere mucho tiempo.

El primer paso será pintar la base de la uña con un esmalte transparente y, cuando esté seca empezar a aplicar en todas las uñas el esmalte blanco. A continuación, en una esponja aplica un tono dorado suave, es decir, que tienda a amarillo y después aplícalo en la mitad de la uña. De esta forma, conseguirás el efecto degradado.

También otro diseño muy especial para este tipo de celebraciones es la manicura con purpurina. Existen tres opciones, pintar todas tus uñas con un esmalte de brillantina o purpurina, realizar la misma manicura de nail art anterior pero, en este caso eligiendo un esmalte de purpurina para el efecto degradado, o, elegir solamente una uña y aplicar en ella purpurina. El resto de uñas deberás pintarlas de un solo esmalte, a ser posible del mismo tono que el de la purpurina.  

¿Y a ti? ¿Qué tipo de manicura te gusta para una comunión?