Cómo adelgazar comiendo de tupper

Teresa Guerra

Comer fuera de casa no siempre es un placer, sino que se convierte muchas veces en una obligación. Para lograr una dieta sana comiendo de tupper en la oficina podemos seguir algunos trucos que nos ayudarán. Tanto si es verano como invierno, podemos encontrar recetas saludables y apetecibles que podamos llevar al trabajo.

El mayor problema que nos encontramos a la hora de elaborar un menú para la oficina es la falta de tiempo y de ganas. Cuando llegamos a casa tras un duro día resulta poco apetecible ponerse a pensar en platos, sobre todo si queremos que sean sanos. A menudo la pereza y el estrés acaban jugándonos una mala pasada y recurrimos a opciones fáciles como un bocadillo, o a platos precocinados.

Platos deliciosos para comer el almuerzo en la oficina

La buena noticia es que realmente no es tan difícil comer bien y rico. Hay muchos platos sencillos con los que podemos bajar de peso incluso si tenemos que pasar muchas horas sentadas en la oficina, siempre que los combinemos con algo de deporte y sigamos unas buenas costumbres en el resto de nuestros hábitos diarios.

En lo que respecta a la dieta, comencemos por pensar en lo que no vamos a comer en la oficina. Un desayuno abundante nos dará la energía para aguantar la mañana, y una cena ligera pero compuesta de tres platos ayudará a dar una mayor sensación de saciedad. Por supuesto, un almuerzo ligero no significa que debamos pasar hambre, sólo que hay que combinar adecuadamente los nutrientes.

Combina una ensalada o unas verduras a la plancha con proteínas animales, como pollo, pavo o pescado. Si quieres tomar plato único puedes añadir atún o huevo cocido a la ensalada para completarla. Otras opciones son la ensalada de arroz, pasta y patata, y para los meses de frío los caldos y purés de verduras. Por último, recuerda que para picar podemos elegir la fruta y los yogures desnatados como una alternativa sana para aguantar sin pasarlo mal ni recurrir a los snacks.