Dieta de proteínas para adelgazar: lo que debes saber

Sergio Gallego

La dieta de proteínas es uno de los planes de adelgazamiento más populares y conocidos en los últimos años gracias a la famosa dieta Dukan. Este tipo de dieta tiene sus defensores y sus detractores como suele ocurrir con cualqueir dieta del tipo milagro. Si quieres bajar unos cuantos kilos y estás pensando en empezar dicha dieta, no pierdas detalle de cómo funciona y de cuáles son sus beneficios y sus peligros para la salud. 

En qué consiste la dieta de proteínas 

La dieta de proteínas busca aumentar la ingesta de proteínas en el organismo a la vez que baja el consumo de hidratos de carbono. El cuerpo necesita dichos carbohidratos para tener energía por lo que al suprimirlos de la dieta, el cuerpo recibe dicha energía de la propia grasa acumulada por lo que la sensación de hambre desparece. 

Un ejemplo de menú en este tipo de dieta sería desayunar unos huevos junto con un poco de bacon. A la hora de la comida una hamburguesa con queso sin pan y con una ensalada. Para la cena alimentos que contengan proteínas como el pescado. Están prohibidos alimentos como el azúcar, los cereales, las patatas o las frutas. Por contra están permitidos alimentos como las carnes magras, la soja o los productos lácteos desnatados. 

- Ventajas. Es un tipo de dieta que ayuda a saciar el hambre por lo que no tienes la tentación de comer más. Al ingerir una mayor cantidad de proteínas, tu salud se verá mucho más reforzada junto con tu sistema inmunológico. Al consumir muchas proteínas, no pierdes masa muscular sino grasa corporal.

- Desventajas. Un primer problema de este tipo de dieta es la deshidratación que sufre el cuerpo ya que no ingiere nada de carbohidratos. Otro problema a tener en cuenta es que las proteínas son calorías por lo que el cuerpo sigue acumulando grasa. Como suele ocurrir en este tipo de dieta, habrá un fuerte efecto rebote al llegar al peso ideal. Por último, es importante que recuerdes que tu salud puede verse perjudicada debido al alto consumo de proteínas: alto nivel de colesterol, osteoporosis o riesgo de contraer cáncer.