Cómo cuidar el hígado durante una dieta detox

Marta Valle

Cómo cuidar el hígado durante una dieta detox

El hígado es el órgano más pesado del cuerpo y, a su vez, uno de los más complejos. Entre sus numerosas funciones se encuentra la de capturar todas aquellas sustancias tóxicas presentes en la corriente sanguínea, con el objetivo de neutralizarlas y, posteriormente, expulsarlas sin que suponga un riesgo para la salud.

Esta labor natural de desintoxicación del organismo no necesita, a priori, ninguna injerencia externa para potenciar su desarrollo, por lo que la base de todas las dietas depurativas podría ponerse en cuestión. En lo siguiente, vamos a dar algunas pautas de cómo ayudar realmente al hígado a controlar la exposición del cuerpo a las toxinas.

Afrontar los cuidados del hígado en una dieta detox

Aunque pueda parecer bastante obvio, si no queremos obligar a nuestro organismo a enfrentarse a las toxinas debemos evitarlas en primer lugar. Para ello, hemos de minimizar la ingesta de productos como el alcohol, el tabaco, los medicamentos -sólo los necesarios y los prescritos por una autoridad médica-, el café y los alimentos procesados ricos en azúcares, en grasas o en aceites vegetales. Hay que tener en cuenta que, en estas lides, el alarmismo no ayuda de nada, podemos ser precavidas desde un punto de vista nutricional pero tampoco extremistas hasta el punto de eliminar cualquier exceso puntual.

Hemos de optimizar, además, el funcionamiento del intestino. Las toxinas sólo representan un peligro para la salud si cruzan el intestino y entran en la corriente sanguínea. Para evitar esta situación podemos, por un lado, incluir en nuestra alimentación una combinación de probióticos -yogures- y prebiótcos -almidón resistente y fibra-. Por otro lado, podemos iniciar una acción de protección del intestino mediante la priorización de ciertos alimentos como los ricos en proteínas -carne, pescado, huevos- o, incluso, suplementos de glutamina, especialmente si tenemos un contacto directo y constante con la práctica de deporte.

También hemos de mantener en buen estado el hígado, para lo que pueden jugar un papel muy importante ciertos alimentos como la leche, la cúrcuma, el cilantro, el cardo mariano, los huevos, los pescados, las carnes y los ricos en sulfatos, sobre todo vegetales como la coliflor, las coles, el brócoli, el ajo y la cebolla.

Puedes leer más artículos similares a Cómo cuidar el hígado durante una dieta detox, en la categoría de Dietas Detox en Diario Femenino.