Alimentos con demasiado azúcar que debes evitar

Productos que no debes consumir con frecuencia

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes… El azúcar es, indudablemente, uno de los principales enemigos a los que nos enfrentamos a diario, muchas veces sin saberlo. Este ingrediente tan común en la dieta de mucha gente debe limitarse, pues puede provocar muchos problemas de salud.

Para reducir el consumo de azúcar podemos empezar por quitarnos los dulces, las golosinas o el chocolate. Pero hay otros muchos alimentos ricos en azúcar que pueden pasar desapercibidos, y que pueden ocasionarnos igualmente complicaciones o enfermedades más serias.

¿Sabes qué productos debes eliminar a toda costa de tu alimentación diaria? Te contamos cuáles son los alimentos con demasiado azúcar que debes evitar para mantener una alimentación lo más sana posible.

La importancia de las etiquetas

Antes de comenzar a descubrir cuáles son los productos azucarados que debes evitar, es importante recordar que deberías aprender a leer correctamente las etiquetas de los productos. Los azúcares se encuentran dentro de los hidratos de carbono, y su cantidad vendrá indicada en el reverso del producto.

Existen muchos azúcares naturales que llevan el producto de por sí, sin embargo en las etiquetas de algunos alimentos se puede leer "azúcares añadidos". Los fabricantes añaden más cantidad de azúcar, lo que no es para nada recomendable.

Los alimentos con exceso de azúcar que debes limitar

Existe una gran cantidad de alimentos que debes evitar, más allá del típico chocolate o los dulces con grasa saturadas. Aquí te dejamos una pequeña lista de algunos de los alimentos menos saludables, aunque existen otros muchos. ¡[email protected]!

+ Cacao en polvo

Como hemos indicado antes, leer las etiquetas es crucial para conocer de qué ingredientes se compone un producto. Es el caso del cacao en polvo, un producto en el que el cacao debería ser el principal ingrediente, sin embargo lo cierto es que este título se lo lleva el azúcar.

Con tan solo dos cucharadas de cacao en polvo en un vaso de leche aportarían 15 gramos de azúcar, y si lo más recomendable son 25 gr. de azúcar al día, supone una excesiva cantidad. Bien puedes reducir su consumo, o bien eliminarlo por completo.

+ Cereales para el desayuno

Hay ciertos cereales para el desayuno que son bastante saludables, como aquellos compuestos, por ejemplo, de avena. Sin embargo, por norma general, los pequeños copos de maíz contienen una gran dosis de azúcar. 

Por ello, es importante que tengas en cuenta qué cereales vas a consumir, y su información nutricional. De esta manera, sabrás cuáles son los cereales que deberías eliminar de tu dieta diaria para no consumir un exceso de azúcares.

¿Qué alimentos tienen más azúcar?

+ Refrescos, bebidas energéticas o alcohol

Las bebidas azucaradas, o aquellas alcohólicas, tienen un enorme aporte de azúcares simples que ingerimos sin prácticamente darnos cuenta. En el caso de las bebidas energéticas o de los refrescos son utilizados por deportistas, ya que pueden reponer las sales que hemos perdido durante la actividad.

Sin embargo, se debe reducir el consumo de estas bebidas si se quiere eliminar el consumo de azúcar. Este tipo de bebidas pueden contener hasta 35 gramos de azúcar por cada lata o botella, lo que supone una auténtica bomba para nuestra salud.

+ Mermeladas

Cuando acudes al supermercado puedes encontrarte mermeladas de todo tipo, y de todos los sabores que puedas imaginarte. La mermelada se ha convertido en un imprescindible en el desayuno de muchas personas, pero no es tan saludable como puede parecer. 

Por norma general, estas mermeladas se elaboran con un 50% de fruta y el otro tanto de azúcar. ¿Un consejo? Puedes reducir su consumo echándote menos cantidad en el pan. Eso sí, recuerda que una pieza de fruta natural es siempre mejor opción. 

+ Ciertas salsas

Existen algunas salsas en el mercado que tienen un alto contenido de azúcares, por lo que lo ideal es echarse menos cantidad en el plato, o bien hacerlas en casa para controlar el azúcar que le echas. Debes reducir el consumo de estas salsas envasadas, que no suelen ser demasiado saludables. 

Por ejemplo, la salsa de tomate no es tan buena como puedes pensar. Aunque no tienen una enorme cantidad de azúcar, los fabricantes suelen añadirla para evitar la acidez del tomate. Pero, si te decides por hacerla en casa, puedes echar un poquito de cebolla en vez de azúcar. ¡Ya verás que bien queda! 

+ Yogures de sabores o batidos industriales

Existen ciertos yogures que pueden tener un reclamo publicitario de ser un 0% materia grasa, y pueden contener hasta 20 gramos de azúcar. Esto supone que la mayoría de los postres lácteos que pensamos que son saludables no lo son tanto pero ¿qué hacer en estos casos? Lo mejor es adquirir yogures naturales (siempre viendo las etiquetas) y añadir manualmente el azúcar que desees.

Y lo mismo ocurre con los batidos industriales, o incluso con los cafés embotellados. Todos ellos suelen tener una enorme cantidad de azúcar, por lo que es muy recomendable leer la etiqueta para descubrir su composición. 

+ Golosinas

Las golosinas, los caramelos y ciertos dulces están elaborados casi exclusivamente con azúcar. Es por ello que son llamados productos de consumo esporádico, es decir, no para ingerir a diario sino una vez cada cierto tiempo.

+ Bollería y galletas

La bollería industrial y las galletas también tienen un altísimo contenido en azúcar. Ambos productos se deben evitar si se quiere reducir su consumo, pues en ciertos casos contienen hasta 20 gramos de azúcar por cada 100.

Lo único que tienes que hacer es eliminarlos por completo de tu dieta, o darte un caprichito muy de vez en cuando. De esta manera, verás cómo tu salud mejora por momentos y no tendrás ninguna necesidad de consumirlos.

+ Alimentos demasiado grasos

Existen ciertos alimentos, como las pizzas, las hamburguesas o las patatas fritas, cuyo consumo debe limitarse no solo por el azúcar, también por los hidratos de carbono que contiene. Este tipo de productos acumulan el azúcar durante mucho más tiempo, así que favorecen a las enfermedades como la obesidad o el sobrepeso.


En definitiva, el azúcar se emplea en exceso en alimentos que, a priori, no deberían contenerlo. El objetivo de añadir tanta cantidad de azúcar suele ser rectificar el gusto, potenciar el sabor o incluso prolongar su período de consumo.

¿Quieres saber más sobre el azúcar? No te puedes perder nuestro I Encuentro #EntreNosotras junto a los dietistas y expertos en nutrición Marina Díaz-Naranjo y Axel Ceinos Moraza, que nos contaron algunos de los mitos más comunes sobre el azúcar. ¡Empieza a comer sano!