Alimentos que aumentan la serotonina: ¡alimentos felices!

La nutrición para ser más felices

Lorena Martín

La vuelta tras las vacaciones, el estrés del día a día, el trabajo, los niños… Muchos pueden ser los motivos por los que algunas veces nos sintamos algo más tristes o decaídos. En estos casos, la serotonina tiene mucho que ver, ya que es uno de los neurotransmisores que más influyen en nuestro estado de ánimo. Os contamos cuáles son los alimentos que aumentan la serotonina.

Pero antes de empezar, ¿qué es la serotonina?

La serotonina es un neurotransmisor, es decir, una sustancia encargada de transmitir las señales nerviosas a través de las neuronas. Esta influye de manera directa en los estados depresivos y su nivel en sangre nos proporciona placer o bienestar, por lo que muchos la conocen como la “hormona de la felicidad”.

La serotonina está estrechamente relacionada con el triptófano, un aminoácido esencial proveniente de los alimentos, por lo que es a través de ellos como podemos potenciar sus efectos.

Y ¿qué alimentos son ricos en serotonina?

Principalmente los alimentos ricos en vitaminas B y C, magnesio y, como decíamos, triptófano:

- Frutos secos: ricos en magnesio que, además, tienen un efecto antiestrés sobre el organismo, ayudándonos a reducir la ansiedad y a mejorar el sueño.

- Las naranjas, los kiwis o las fresas: ricas en vitamina C, mejoran nuestro estado de ánimo y refuerzan nuestro sistema inmunitario en episodios de estrés.

- El plátano, el aguacate, los pescados, las carnes y los huevos, especialmente la yema, contienen grandes dosis de triptófano, que es el aminoácido encargado de promover la liberación de serotonina.

- El cacao del chocolate, que además de contener triptófano, produce endorfina que inhibe la transmisión del dolor.

Lo ideal para notar el efecto de estos alimentos es consumirlos a la hora del desayuno, ya que es el momento del día en el que mejor se asimilan las sustancias dulces y en el que las hormonas están mejor predispuestas para transmitir bienestar y placer. De manera que ¡a empezar bien el día!