Alimentos saciantes: la mejor dieta para empezar a comer bien

Lorena Martín

 alimentos saciantes para empezar a comer

Muchas veces el miedo a pasar hambre es la principal razón que nos frena a la hora de empezar una dieta. Abandonar los malos hábitos y centrarnos en los alimentos menos calóricos suele ir acompañado de una ansiedad que los alimentos no logran calmar. Sin embargo, el truco está en consumir alimentos que nos sacien para, de manera saludable, ir reduciendo poco a poco las cantidades en las comidas y por lo tanto, perdiendo peso.

Aunque muchos crean que la solución es dejar de comer, nada más lejos. El cuerpo suele ser más listo que nosotros y si cortamos radicalmente la ingesta de alimentos él entra en un bloqueo que impide que perdamos peso aunque apenas comamos nada. Por eso, es preferible optar por alimentos que nos aporten todos los nutrientes y nos sacien.

¿Cuáles son los mejores alimentos para empezar una dieta?

Elsa Pataky sabe cómo comer bien para adelgazar

- Las legumbres son indispensables para quienes quieren empezar una dieta y adelgazar, ya que tienen un enorme poder saciante respecto a su aporte calórico.

- Las sopas también aportan muy pocas calorías y son fantásticas como primer plato. Con ellas saciamos el hambre inicial y reducimos las ganas de comer mucho en el segundo plato.

- Encurtidos. Ya sabemos que los pepinillos en vinagre son un increíble tentempié para quienes empiezan una dieta. Su fermentación les convierte en alimentos ricos en ácidos grasos de cadena corta y por lo tanto, favorecen la producción de hormonas que activan la sensación de saciedad.

- Huevos. Aunque no son pocos los mitos negativos sobre los huevos, este alimento es una increíble fuente de proteínas que, tomadas en el desayuno, nos sacia y llena durante toda la mañana.

- Las manzanas, esa gran conocida por quienes han probado todas las dietas, es un tentempié fantástico para calmar la ansiedad y las ganas de comer. El agua y la fibra que contiene calman el apetito y permiten que las comidas sean más livianas.

- Los frutos secos que, aunque son ricos en calorías, aportan un sinfín de nutrientes necesarios y beneficiosos para nuestro organismo, dándonos energía y permitiéndonos reducir el hambre en las comidas.

- Y por último, el agua. Los síntomas de deshidratación son similares a los que sentimos cuando tenemos hambre: poca concentración, mal humor, poca energía… De manera que cuando el hambre llame a tu estómago, bebe un buen vaso de agua que calme esa ansiedad.

Teniendo controlada la sensación de hambre nos será mucho más fácil empezar una dieta y bajar de peso, de manera que toma nota de esta lista de alimentos y ¡manos a la obra!