Cómo no saltarte la dieta en Navidad

Sergio Gallego

Ya queda muy poco para que llegue la Navidad y eso siginifica comidas y cenas familiares a todas horas. A pesar de tales fechas, no es bueno excederse a la hora de comer y es aconsejable comer lo necesario sin llegar a reventar. En el caso de que estés siguiendo algún tipo de dieta, puedes disfrutar de tales fiesta siempre y cuando sigas una serie de consejos y pautas que te permitan seguir perdiendo esos kilos a los que tanto deseas decir adiós. 

Consejos para seguir la dieta durante la Navidad

- Elaborar el menú. Un primer consejo consiste en celebrar la comida o la cena en tu casa y de esta forma poder elaborar el menú. Puedes optar por un tipo de menú que no sea demasiado calórico y con poca grasa a base de verduras, pescados y fruta.

- Comida saludable. En el momento en el que vayas a servirte la comida, llena la mitad del plato de verduras y el resto de proteínas e hidratos de carbono. De esta forma comerás de una manera sana y equilibrada y evitarás coger unos kilos de más durante tales fechas. 

- Fuera picoteo. Si quieres seguir con la dieta debes evitar el picotear antes de comer. De esta forma evitarás sumar más calorías de las necesarias en tu organismo. Una buena opción es sustituir este tipo de alimentos como las patatas fritas o los frutos secos por otros productos más sanos como el marisco o el jamón serrano.

- Evitar las salsas. Otro producto que debes evitar durante las fiestas son las salsas blancas ya qeu aportan demasiado calorías al cuerpo. Com consejo puedes usar diferentes tipos de especias para realzar el sabor de los platos de carne y de pescado.

- Cuidado con el alcohol. Algo que es muy típico durante estas fechas es un alto consumo de alcohol. Debe evitarlo y optar por agua o en su defecto una copa de vino tinto o de cerveza. Evita la ingesta de bebidas como refrescos o zumos ya que contienen numerosas calorías. 

- Ojo con los postres. En cuanto a los postres es mejor que optes por algo saludable como una pieza de fruta o un sorbete de mango o de limón. De vez en cuando puedes darte algún capricho pero sin nada de excesos ya que aportarías demasiadas calorías a tu cuerpo.