¿Cómo se aliña bien la ensalada?

Orden del aceite y el vinagre para aliñar la ensalada correctamente

María Fernández

¿Cómo se aliña bien la ensalada?

En el arte de cocinar, cada maestrillo tiene su librillo, pero hay ciertos trucos para que tu receta sea de 10 que van más allá de gustos. Pero, empecemos por el principio, ¿crees que sabes hacer una ensalada? Parece una receta muy sencilla que consiste solo en juntar unos cuantos ingredientes que combinen bien. Pero, ¿y si te decimos que podrías haber estado haciéndola mal todos estos años? ¿Te has parado a pensar en qué orden la aliñas? ¿Cómo se aliña la ensalada bien? A continuación te damos algunos consejos para que tu ensalada sea la más apetecible.

Descubre cómo se aliña bien la ensalada

Una ensalada puede cambiar radicalmente dependiendo del aliño que decidas usar, para bien o para mal. Una lechuga triste puede transformarse en un plato digno de estrella Michelín si sabes dar en la clave, pero también puede convertirse en una gran catástrofe que nadie se atreverá a probar. Incluso utilizando el aliño más básico con aceite, vinagre y sal, hay ciertos detalles que pueden fallar.

En primer lugar, debes echar estos ingredientes con el tiempo suficiente para que los alimentos se empapen bien con el aliño, pero sin pasarte, porque este podría estropear las verduras. Por ese motivo, si te llevas este plato en un tupper para ir a trabajar, será mejor que te lleves el aceite, el vinagre y la sal en un pequeño tarro a parte para echárselo en el momento en el que la vayas a comer.

Pasos para aliñar una ensalada

Debes tener en cuenta que el orden de los factores sí que altera el producto y si quieres tener una ensalada perfecta, tienes que seguir estos pasos:

1 Una vez que tengas todos los alimentos en el plato, hay que echar la sal en primer lugar. De esta forma, estarás potenciando el sabor de algunos ingredientes como el tomate, porque la absorberán antes. Ten cuidado a la hora de salar, porque ya sabes que no es buena para la salud.

2 Justo después, echa el vinagre, que este se encargará de disolver la sal restante. Es importante que tengas cuidado para que no se te vaya la mano porque podrías eliminar de golpe el sabor de todos los ingredientes. Tienes una gran gama de vinagres entre los que elegir el que más le pega a tus ingredientes: de vino, de manzana, de Módena, de Jerez, de arroz… Un buen sustituto puede ser el limón, ya que también te dará ese toque de chispa que necesitan los distintos tipos de lechugas.

3 Aunque el rey de las ensaladas siempre es el aceite, debe ser incorporarlo en último lugar. Echarlo primero es un error, ya que debido a su polaridad creará una película sobre los alimentos que impedirá que absorban la sal y el vinagre. Por tanto, la ensalada quedará más sosa y con mucho menos sabor. No te olvides de escoger un rico aceite de oliva virgen extra para asegurarte que tu ensalada es de libro de recetas.

Toma nota del siguiente vídeo en el que te explicamos cómo aliñar bien una ensalada.