Recetas de desayunos vegetarianos

Sergio Gallego

La alimentación vegetariana está cada vez más asentada en una gran parte de la sociedad de hoy en día. Comer de una manera sana y equilibrada ayuda a sentirse mejor tanto desde el punto de vista del cuerpo como de la mente. Acto seguido te enumeraré una serie de recetas vegetarianas para que consigas desayunar de una manera lo más sana posible.

Recetas vegetarianas para conseguir un desayuno perfecto

+ Pudin de chía y mango. Para elaborar este delicioso pudin vegetariano vas a necesitar: 250 mililitros de leche de avena, 4 cucharadas de semillas de chía, 2 cucharadas de sirope de arce, un mango y la ralladura de una lima. 

En primer lugar debes mezclar la leche junto con las semillas de chía y el sirope de arce en un recipiente con tapa. Deja reposar durante 15 minutos a temperatura ambiente. Acto seguido debes remover y dejarlo en la nevera la noche anterior. Coge un vaso y añade el mango troceado en el fondo, un poco de pudin de chía, mango troceado y la ralladura de la lima. 

+ Batido de calabaza. Si quieres elaborar un delicioso batido de calabaza para desayunar por la mañana, toma nota de los siguientes ingredientes que vas a necesitar: 150 gramos de hielo, 500 mililitros de leche de avena, 175 gramos de calabaza cortada en dados, un plátano, cuatro dátiles, una cucharadita de canela, media cucharadita de nuez moscada y media cucharadita de jengibre en polvo. Añade todos los ingredientes en la batidora y bate hasta conseguir tener el batido. Puedes tomarlo inmediatamente para aprovechar todos los nutrientes o reservarlo en la nevera durante un par de días como mucho. 

+ Gachas de avena. Toma nota de los ingredientes que vas a necesitar para hacer estas gachas de avena: 250 mililitros de leche de avena, 3 cucharadas de copos de avena, 2 dátiles, 3 nueces, 3 fresas, 1 plátano, 1 cucharadita de sirope de agave y media cucharadita de canela molida.  Coge un cazo y lleva la leche a ebullición. Acto seguido añade la avena y deja cocinar a fuego medio durante 15 minutos. Añade la mezcla a un bol junto con el resto de los ingredientes. Remueve bien y ya puedes disfrutar de un maravilloso desayuno vegetariano.