Las flores de Bach como remedio para la ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las flores de Bach para tratar la ansiedad es una de las terapias alternativas más interesantes. Además, de la ansiedad, este método puesto en marcha por el doctor Edward Bach a mediados de los años 50, es válido para muchas otras enfermedades, ente ellas la depresión.

La terapia a base de flores de Bach se fundamenta en la creencia de que cualquier dolencia física encuentra su origen en un desequilibrio emocional. Cuando algo va mal en el plano psíquico, se manifiesta a través de enfermedades. Teniendo en cuenta que las flores de Bach ayudan a restablecer el equilibrio, se presenta como uno de los mejores remedios para combatir la ansiedad.

Las flores de Bach más adecuadas para la ansiedad

Aspen. Es la flor más utilizada para tratar la ansiedad porque calma los temores en general y reduce la sensación de preocupación y angustia. También ayuda a tomar una visión más realista de la situación dejando la mente libre de pensamientos negativos.

Cherry Plum. Esta flor elimina la sensación de pérdida de control, una reacción muy frecuente de la ansiedad que no hace sino aumentar nuestra inseguridad, miedos y preocupaciones.

Red Chestnut. Cuando la ansiedad viene generada por un exceso de preocupación, por la necesidad obsesiva de que quienes nos rodean estén seguros, a salvo, protegidos...es la situación ideal para empezar a tomar Red Chestnut.

Sweet Chestnut. Esa angustia paralizante que a veces acompaña a los trastornos de ansiedad, se calma con esta flor que aligera el peso de la angustia.

Rock Rose. Cuando los ataques de pánico se repiten y el temor a sufrir otro terrible episodio nos conduce a otro ataque, la flor Rock Rose puede mitigar ese pánico.

Cerato. Es, sin duda, la flor de la inseguridad. Cuando la ansiedad se manifiesta principalmente en forma de inseguridad, de incapacidad para tomar decisiones o de buscar necesariamente la aprobación de los demás, el cerato puede ayudarnos a recuperar la confianza.

Elm. Ese exceso de responsabilidades, esas obligaciones que vamos aumentando sin ser conscientes de nuestros propios límites pueden llevarnos a un estado de ansiedad generalizada. El peso de la responsabilidad se reduce considerablemente gracias a esta flor de Elm.

Consejos para tomar la flores de Bach

Estas son solo unas pocas de las muchas flores cuyos beneficios se observan en el tratamiento de la ansiedad. Si los nombres están en inglés es porque para tomar las flores de Bach, no es necesario salir al campo, recoger las flores y procesarlas, sino que lo ideal es comprar las tinturas de esas flores, es decir, las flores listas para su consumo.

Una vez que tengamos las tinturas ya mezcladas con agua y brandy, algo que podemos hacer nosotras mismas o compar la mezcla ya hecha, podemos empezar el tratamiento. El tratamiento de flores de Bach se utiliza echando cuatro gotas mezcladas en agua, cuatro veces al día. Aunque los tres primeros días de tratamiento se pueden tomar todas las veces que se quiera.

Una de las ventajas de esta terapia de flores es que no tiene efectos secundarios. Los expertos aseguran que la mejoría se observa a los pocos días de empezar el tratamiento y advierten que las flores son mucho más efectivas si se toman diez minutos antes o después de las comidas para que los alimentos no interfieran en su efecto.

Puedes leer más artículos similares a Las flores de Bach como remedio para la ansiedad, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.