Complejo de Agar y Sara: el complejo machista

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Algunos hombres hacen una clasificación de las mujeres muy particular: o son buenas al estilo de su madre, o son malas, válidas únicamente para fines sexuales. Se trata del complejo de Agar y Sara, un complejo que contiene una gran carga de machismo. En nuestro diccionario de complejos también tratamos el complejo de Agar y Sara.

El complejo machista de Agar y Sara

Si en la mayoría de los complejos tenemos que recurrir a la mitología griega para su mejor comprensión, en el complejo de Agar y Sara podemos quedarnos en los textos bíblicos. Abraham estaba casado con Sara, una mujer que en principio no podía darle hijos. Por eso decidió tener a su primer vástago con otra mujer Agar, a la que no quería para nada más que para tener un descendiente.

Antes de echarnos las manos a la cabeza, debemos advertir que se trata de un relato bíblico con tintes de leyenda. Más debería preocuparnos que el machismo de la historia haya continuado hasta nuestros días hasta el punto de que muchos hombres padecen el complejo de Agar y Sara. Estos hombres dividen a las mujeres en dos categorías.

Por un lado están las mujeres buenas, esas que se parecen a sus madres y que tal vez también serían estupendas para cumplir esa función de madre, por lo que estaríamos ante una brutal combinación de complejo de Agar y Sara y complejo de Peter Pan. Por otro lado, están las mujeres malas, esas mujeres cuya único papel en la vida del hombre es el de divertimento sexual.

Con este complejo de Agar y Sara nos pasa como con muchos otros complejos. Que no acabamos de entender si es un complejo psicológico o un complejo social, aunque podemos dudar con toda la razón de la estabilidad y madurez emocional de la persona que lo padece. ¿Mujeres buenas y mujeres malas? Sin comentarios.

Puedes leer más artículos similares a Complejo de Agar y Sara: el complejo machista, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.