Complejo de Münchhausen: la salud está en juego

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Algunos complejos psicológicos pueden poner en peligro no solo la salud emocional, sino también la física. Es el caso del complejo de Münchhausen, un trastorno relacionado con el mundo de las enfermedades inventadas. En nuestro diccionario de complejos te contamos todo sobre el síndrome de Münchhausen.

Qué es el complejo de Münchhausen

Las personas que sufren este complejo psicológico llamado síndrome de Münchhausen experimentan una necesidad de ser tratadas como enfermas. Se inventan síntomas de enfermedades y reclaman la atención médica que consideran necesaria para su grave estado de salud. En realidad no tienen ninguna enfermedad, pero su capacidad para reproducir los síntomas de algunas dolencias es inmensa.

El nombre de este peligroso complejo fue tomado de un personaje real que acabó en figura literaria y psicológica. El barón de Münchhausen fue un hombre que vivió en la Baja Sajonia en el siglo XVIII y que participó en numerosas campañas militares. A la vuelta de su vida militar se dedicó a contar a sus allegados historias inverosímiles sobre su participación.

El barón de Münchhausen se identifica como un mentiroso patológico, al igual que ocurre con las personas que sufren este complejo. Aunque se trata de un problema que puede tener consecuencias sobre la salud física, en el fondo se trata de un trastorno emocional, con la necesidad de ser el centro de atención y de todos los cuidados, tal y como su estado de enfermo requiere.

Las consecuencias del complejo de Münchhausen

Si cuando hablamos de los complejos físicos, encontramos la forma de solucionarlos en la mejora de la autoestima, este tipo de complejos necesita un tratamiento psicológico. El síndrome de Münchhausen es muy difícil de diagnosticar, porque la persona que lo padece es extremadamente hábil en simular la enfermedad. Pero si nos preocupa este complejo es por las consecuencias que puede tener sobre otras personas.

Hay una variedad de este síndrome de Münchhausen que se denomina 'por poderes'. En este caso, uno de los progenitores, generalmente el padre, se inventa enfermedades para su hijo, llegando incluso a provocarle daños físicos para que los síntomas sean más claros. Por tratarse de menores, el riesgo es mayor, ya que durante mucho tiempo, el síndrome de Münchhausen puede pasar desapercibido tras un padre preocupado.

Puedes leer más artículos similares a Complejo de Münchhausen: la salud está en juego, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.