Estrés provocado por el uso excesivo del móvil

Las consecuencias de usar demasiado el teléfono móvil

Silvia Bernadó

Los avances tecnológicos se suponen pensados para mejorar nuestras vidas, pero ¿qué pasa cuando estamos comprobando el teléfono cada cinco minutos?

La existencia de los smartphones, los chats y las redes sociales ha hecho que tengamos la necesidad de comprobar nuestro móvil de forma muy regular, aunque este no esté sonando, de una manera casi compulsiva.

Estrés provocado por los móviles

La Sociedad Británica de Psicología publicó un estudio sobre la influencia de los smartphones en el estrés, en una conferencia que tituló “Ciclo súper útil y de súper estrés”. En éste, se plantea el cómo la gente adquiere un teléfono inteligente para manejar su gran carga de trabajo, pero esto choca con la necesidad de mantener al día la vida social y virtual. Todo esto deriva en un estado de estrés y preocupación que, como pez que se muerde la cola, lleva a estar revisando el móvil a cada momento.

Asimismo, investigadores de Tel Aviv dicen que hablar más de ocho horas por el móvil provoca estrés oxidativo en las glándulas salivales y en los tejidos del lado de la cabeza por el que se habla. Llegando a considerar esto como factor de riesgo para el cáncer.

En la línea de estos estudios hay muchos más que vinculan problemas de conducta así como la irritabilidad y el estrés al exceso uso de los móviles inteligentes.

Evita llegar a una situación de presión, mal humor y estrés por culpa de tu vida personal y laboral a través del móvil y regálate unas horas de desconexión diarias, practica deporte, haz meditación o simplemente busca una alternativa que te aleje, al menos una hora diaria, del uso del móvil. Tu salud física y psicológica te lo agradecerán y tú te verás y sentirás mejor.