Olvídate del estrés haciendo ejercicio

Andrea Collantes

Todos conocemos las propiedades beneficiosas del ejercicio físico a nivel de salud, sobre todo en cuanto a la condición física. Sin embargo, son menos conocidas las propiedades que el deporte ejerce sobre nuestro bienestar psicológico.

Minimiza el estrés con ayuda del ejercicio físico

Realizar ejercicio físico nos permite desconectar de aquellas obligaciones que nos ocasionan estrés, como por ejemplo el trabajo. De hecho, muchos estudios demuestran que la satisfacción laboral está relacionada con aquellas actividades que realizamos cuando salimos del trabajo.

El placer que obtenemos de la práctica de ejercicio físico no sólo es debido a que éste nos hace centrar la atención en algo diferente a aquello que nos crea estrés. Además nos proporciona emociones positivas y agradables al divertirnos practicándolo, sobre todo cuando se trata de actividades en grupo o compañía.

Por otra parte, no debemos olvidar la parte biológica y es que, la práctica de ejercicio físico facilita la segregación de endorfinas que son unas sustancias neuroquímicas que nos produce placer y que también son producidas por nuestro organismo cuando practicamos sexo, comemos chocolate, etc.

Además, como consecuencia de la mejora de las condiciones físicas a nivel de imagen y salud, nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos mejorando así nuestra autoestima. A su vez, la autoestima se relaciona con el sentimiento de autoeficacia, es decir, la sensación que tenemos sobre nuestras capacidades para conseguir un objetivo y por tanto influyendo sobre nuestros niveles de estrés.

Recuerda que son tan importantes las actividades laborales como las de ocio y que, apostando por las placenteras contribuimos indirectamente a mejorar nuestro desempeño laboral.