Dolores de cabeza provocados por una neumonía

¿Qué hacer con tu neumonía?

Marta Valle

La neumonía es una afección respiratoria causada por una infección en un órgano tan sensible como el pulmón. Se trata de una enfermedad común que afecta a millones de mujeres en el mundo al año y que puede llegar a ser mortal. Sus síntomas no son problemáticas que puedan tratarse de forma simple y aislada, ya que es una patología que requiere un tratamiento constante y supervisado por profesionales médicos adecuados. Por tanto, si padecemos un dolor de cabeza derivado de una neumonía es posible éste sea uno de nuestros problemas menos importantes. Sin embargo, la última valoración siempre quedará en manos del médico.

Dolores de cabeza causados por el padecimiento de una neumonía

Las formas en las que se puede contraer una patología como la neumonía abarcan multitud de factores tales como las bacterias y los virus que residen en las vías respiratorias, la inhalación de líquidos, vómitos, alimentos o secreciones desde la boca hacia los pulmones o la inhalación directa de microbios. Existen determinados factores de riesgo que pueden incrementar las posibilidades de padecer esta problemática en las mujeres –y por tanto de sufrir cefaleas asociadas a ella-, como las enfermedades pulmonares crónicas, el tabaco, los problemas en el sistema inmunitario, las cirugías recientes, las enfermedades hepáticas o cardiovasculares o los accidentes a nivel cerebral.

Los síntomas más comunes de la neumonía incluyen consecuencias directas en nuestro organismo como la fiebre, la mucosidad con sangre, la tos, la dificultad para respirar y los escalofríos con temblores. De forma más esporádica también pueden manifestarse otro tipo de síntomas como los dolores de cabeza, la inapetencia, la fatiga, el dolor torácico punzante, la baja energía, la confusión, la sudoración excesiva y de carácter pegajoso así como el llamado síndrome de la uña blanca.

Para disponer un tratamiento específico tanto para la propia enfermedad como para síntomas asociados a ella como las jaquecas, el médico de cabecera habrá de realizar una serie de pruebas con el fin de llevar a cabo un diagnóstico lo más preciso posible. Una vez establecida la gravedad del caso, es posible que, incluso, nos sea recomendada la hospitalización inmediata. En los casos más leves, bastará con la ingesta de medicamentos y el reposo en cama.

Puedes leer más artículos similares a Dolores de cabeza provocados por una neumonía, en la categoría de Dolor de cabeza en Diario Femenino.