Beneficios de la manzanilla para el dolor de estómago y el sistema digestivo

Esta planta tiene increíbles aplicaciones medicinales

Marta Valle

La manzanilla es una hierba aromática de la familia de las margaritas que, por su composición, posee propiedades beneficiosas para el sistema digestivo humano. En una sociedad como la actual en la que, en muchas ocasiones, la cantidad de responsabilidades que asumimos las mujeres nos impide realizar una dieta equilibrada con normalidad, resulta muy frecuente sufrir dolores de estómago ocasionados por el estrés o por una mala alimentación. Siempre que sean episodios ocasionales, que desaparecen con el simple transcurso de una pocas horas, existen remedios naturales y tradicionales como la manzanilla que pueden acelerar la recuperación y paliar las molestias.

Propiedades de la manzanilla para paliar dolores de estómago

La manzanilla dispone de propiedades protectoras y reparadoras de la membrana gástrica, por lo que resulta absolutamente recomendable para todas aquellas afecciones en las que se encuentre dañado algún órgano del aparato digestivo. Para aquellas mujeres que dispongan habitualmente de digestiones complicadas, se trata de una hierba que puede ayudar a expulsar los gases acumulados en los intestinos, remediando las incomodidades que esta anomalía puede generar en el organismo femenino. De igual manera, la manzanilla es una planta muy interesante en los casos de padecimiento de espasmos intestinales.

Resulta relevante, a efectos digestivos, mencionar el valor que dispone la manzanilla como colagogo, es decir, como planta que faculta la expulsión de la bilis por parte de la vesícula (a través de un componente como es la patuletina). Además, esta hierba dispone de valores hepáticos a través de propiedades orientadas a la protección del hígado y a su ayuda cuando somos susceptibles de padecer alguna patología relacionada con este órgano del sistema digestivo.

La manzanilla también está considerada como una de las mejores plantas con propiedades efectivas para combatir tanto las náuseas como los vómitos. Por sus propiedades calmantes, podemos utilizar esta planta para tratar los nervios en el estómago además de cualquier trastorno digestivo que tenga un origen de esta clase. Sin embargo, debemos llevar cuidado con las dosis utilizadas, puesto que en el caso de cargar en exceso las infusiones podemos provocar el efecto contrario y generar el vómito cuando nuestra pretensión inicial es precisamente evitarlo.