Cómo saber si el flujo vaginal es normal

María José Roldán Prieto

Cómo saber si mi flujo es normal

El flujo vaginal de una mujer puede ir cambiando a lo largo del ciclo menstrual y esto sería totalmente normal, pero es necesario que sepas cómo puede cambiar o cómo puede ser. Pero para que el flujo vaginal esté sano tú también debes estarlo. Para ello deberás mantener una dieta equilibrada, un estilo de vida saludable, hacer ejercicio de forma regular o al menos moverte –la vida sedentaria es un caldo de cultivo para los hongos-, y por supuesto, deberás lavarte regularmente para mantener un buen pH en tu vagina.

La mayor parte de las mujeres tienen poco flujo vaginal durante el ciclo menstrual, pero es común notar un poco de flujo –húmedo o seco- de vez en cuando en las braguitas. Puedes explorar este flujo tocándolo con los dedos para ver la textura o el olor. Es importante que te familiarices en cómo es tu flujo para saber qué es normal y qué no lo es en ti misma en los diferentes momentos del mes.

La vagina y su estado normal con flujo

Pero, ¿cómo es un flujo normal? Para empezar, si el flujo vaginal es clara o blanquecina –puede ser algo amarillenta si se seca-, no huele en absoluto y puede variar de poco a mucho dependiendo del momento de tu ciclo menstrual, es todo normal. En cambio, si notas que tu flujo vaginal cambia de color y se vuelve verdoso, amarillo oscuro u otro color extraño, notas que un olor fuerte, tiene como grumos y hay demasiado flujo con las demás señales, está claro que tu flujo vaginal no es normal y está pasando algo en tu salud íntima.

Tener variaciones en flujo vaginal es de lo más normal porque el ciclo menstrual así lo provoca. Además, las mujeres son diferentes y no todas tendrán el mismo  volumen de flujo vaginal. También, si estás utilizando métodos anticonceptivos como las pastillas u otros, es posible que tu flujo vaginal también cambie.

Debes conocer tu flujo, y siempre que exista algún cambio de color, consistencia, cantidad y olor diferente a los habituales en tus cambios mensuales normales, entonces puede ser alguna razón para preocuparte y deberías acudir a tu médico para saber qué te ocurre exactamente dependiendo de las características de tu flujo. Recuerda que un flujo vaginal anormal también puede ir acompañado de picores, sarpullidos, sensación de ardores al orinar, dolores, etc.