Qué es y cómo se hace un cultivo vaginal (y consejos para prepararte)

Consejos de especialista antes de someterte a esta prueba ginecológica

Alberto Alvarado García
Alberto Alvarado García Ginecólogo obstetra

El cultivo vaginal, que puede ser conocido también como cultivo endocervical, es un análisis de laboratorio que sirve para diagnosticar posibles infecciones en el aparato genital femenino. Se suele solicitar cuando existen síntomas como dolor pélvico, inflamación de la vagina, exceso de flujo, etc. Estos y otros síntomas pueden ser causados por infecciones vaginales aisladas o ser parte de infecciones llamadas enfermedades de transmisión sexual (ETS) que, generalmente, requieren tratamiento porque pueden comprometer la salud de las pacientes.
 
Existen diferentes análisis y pruebas que las mujeres se deben hacer durante su vida para estar seguras de que se encuentran bien en su salud ginecológica y que no tienen infecciones vaginales y entre todos estos análisis se encuentra el cultivo vaginal. Las mujeres constantemente se hacen muchas preguntas antes de realizarse algún examen clínico, por ello, hoy responderé a estas dudas de una vez por todas: ¿qué es un cultivo vaginal? ¿Cuándo debe hacerse y para qué sirve? ¿Cómo se realiza y cómo prepararse? ¡Presta atención!

Cultivo vaginal: ¿qué es, cuándo debo hacérmelo y para qué sirve?

El cultivo vaginal es importante para detectar infecciones vaginales, de transmisión sexual o no, las cuales cuando se vuelven crónicas pueden derivar en casos más graves como enfermedades pélvicas y/o hasta infertilidad. El cultivo vaginal es un análisis realizado en un laboratorio bajo solicitud de su médico, ya que ayuda a diagnosticar las posibles infecciones que puedan encontrarse en el aparato genital femenino y sus causas.

Generalmente, este examen se realiza cuando existen ciertos síntomas como molestias que pueden incluir:

- Aumento o disminución considerable en la cantidad de la secreción vaginal.

- Cambio de color en la secreción vaginal.

- Secreción vaginal con olor desagradable.

- Cambio de consistencia en la secreción.

- Comezón o prurito en la vulva y/o vagina.

- Dolor pélvico.

- Riesgo de una infección de transmisión sexual.

- Síntomas de diabetes.

- Fiebre y otros síntomas. 

Una vez que nota alguno de los síntomas mencionados, es importante consultar a su ginecólogo, él le indicará si es necesario realizar un cultivo vaginal o realizar un estudio de otro tipo.

¿Cómo se hace un cultivo vaginal?

+ El cultivo vaginal se realiza en el consultorio o en el laboratorio, una vez que le expliquen el procedimiento y rellenados los formularios que le den en el laboratorio. La enfermera le llevará a la sala de exploración, le pedirá que se ponga una bata de paciente y se retire su ropa interior de la cintura para abajo, dejando su ropa en un espacio diseñado expresamente para este fin. Le pedirá que se recueste y ponga sus pies en unos estribos de manera que sus rodillas se encuentren flexionadas (posición ginecológica) y el médico se sentara entre sus rodillas para iniciar un examen de sus genitales externos que incluyen el área de la vulva y la abertura genital para detectar alguna anomalía.

+ A continuación, en caso de haber tenido ya relaciones sexuales, el médico realizara una revisión de los genitales internos mediante la introducción de un especulo vaginal (espejo vaginal), que es un dispositivo que se introduce en la vagina y la mantiene abierta, permitiendo la exploración de la vagina y el cérvix uterino (cuello uterino). En este tipo de exámenes no se utilizan lubricantes.

+ En ese momento, el médico introduce un cepillo para la toma de la muestra de acuerdo a la sintomatología de la paciente, posteriormente el cepillito se introduce en un tubo que sirve de transporte para después realizar el cultivo correspondiente dando por terminado el procedimiento. Entonces, la enfermera le pedirá que se vista.

+ La enfermera o el médico le indicará cuándo estará el resultado del cultivo o del estudio realizado, este puede variar de 5 a 20 días según el estudio.

¿Cómo prepararse para un cultivo vaginal? Recomendaciones

Es recomendable tener en cuenta algunos consejos sencillos en los días anteriores a que tenga lugar la prueba para prepararte para el cultivo.

+ No realizarse lavados vaginales, es decir, limpieza en la zona vaginal con productos especializados. Se recomienda evitar los lavados vaginales por lo menos 24 horas antes del análisis.

+ Escribir los síntomas que ha presentado para comentarlos con el doctor en el momento de la prueba, así como las preguntas que tenga.

+ Debe evitar tener relaciones sexuales antes de la prueba o usar productos vaginales.

+ No automedicarse o usar cremas o medicamentos vaginales antes del cultivo vaginal ya que podrían cambiar las características de la vagina falseando los resultados.

+ Además, es recomendable que vacíes la vejiga e intestinos antes de someterte al examen.

Se deben tomar en cuenta los puntos mencionados para prepararse para el análisis y que no haya ninguna falla en el mismo. No tienes que tener miedo ni estar nerviosa cuando te enfrentes a esta prueba médica. No se trata de un examen doloroso siempre y cuando estés relajada. Si mantienes la calma, los músculos vaginales estarán menos tensos y, por tanto, el médico podrá realizar el examen más fácilmente. Es posible, sin embargo, que sientas alguna molestia al introducir el espéculo así como cuando el hisopo toque el cuello uterino para recoger las pruebas.

El tratamiento tras un cultivo vaginal

Este tipo de examen es muy útil para que un médico identifique si hay algún tipo de bacteria, virus u hongo proliferando en tu vagina. Solo con este examen más profundo, los profesionales pueden proponer el tratamiento más adecuado para poner fin al padecimiento de la paciente.

Es muy importante que el médico analice su caso en particular y establezca el tratamiento a realizar dado que el ecosistema vaginal tiene sus propios mecanismos de autorregulación que de entrada son muy eficaces y un tratamiento inadecuado puede dar origen a perpetuar el problema.

Consejos extra: deberá tomar en cuenta que…

Las infecciones vaginales pueden provocar problemas graves como la esterilidad, procesos inflamatorios de la pelvis (enfermedad inflamatoria pélvica), dolor al mantener relaciones sexuales, algunas complicaciones en el embarazo, etc. No obstante, debemos recordar que es completamente normal la secreción vaginal, sobre todo, cuando la mujer se encuentra en edad fértil, por lo que no debemos alarmarnos al leer lo anterior, pero sí es importante consultar a su especialista para no quedarnos con preocupaciones o dudas.
 
La mayoría de las mujeres tienen secreción vaginal, pero no todas las secreciones son normales. La cantidad de secreción es diferente para cada mujer. Algunas mujeres tienen un poco de secreción de vez en cuando. Otras tienen secreción todos los días. La cantidad "normal" de su secreción puede variar muchas veces a lo largo de su vida. El flujo vaginal puede ser una indicación de una infección si: provoca comezón o prurito, causa inflamación, tiene mal olor, es de color verde, amarillo, o gris, se observa espumosa o como requesón.

Los médicos todavía no conocen todas las razones por las que las mujeres tienen infecciones vaginales. Saben que algunos tipos son adquiridos teniendo sexo con una persona infectada. Usted puedes tener un riesgo más alto de contraer infecciones si:

- Tiene sexo sin la protección de un preservativo.

- Tiene diabetes.

- Tiene varias parejas sexuales.

- Está tomando antibióticos.

¿Y tú? ¿Alguna vez te has hecho un cultivo vaginal? Comparte tu experiencia en los comentarios y ayudarás a otras lectoras.

 

Bibliografía consultada:

  • Arbyn M, Paraskevaidis E, Martin-Hirsch P, Prendiville W, Dillner J. Clinical utility of HPV-DNA detection: Triage of minor cervical lesions, follow-up of women treated for high-grade CIN: An update of pooled evidence. Gynecol Oncol 2005; 99:7-11.
  • Greer L, Wendel GD Jr. Rapid diagnostic methods in sexually transmitted infections. Infect Dis Clin North Am. 2008;22(4):601-17.
  • Yin YP, Wu Z, Lin C, Guan J, Wen Y, Li L, et al; NIMH Collaborative HIV/STD Prevention Trial Group. Syndromic and laboratory diagnosis of sexually transmitted infection: a comparative study in China. Int J STD AIDS. 2008;19:381-4.

Puedes leer más artículos similares a Qué es y cómo se hace un cultivo vaginal (y consejos para prepararte), en la categoría de Ginecología en Diario Femenino.