Las infecciones vaginales más frecuentes

María José Roldán Prieto

Infecciones vaginales más comunes

En algún momento de la vida de una mujer pueden aparecer las infecciones de vagina. Padecer este malestar es algo bastante común y es necesario conocer las afecciones más frecuentes para poder hacerles frente lo antes posible y encontrar el remedio y tratamiento adecuado. En ocasiones, el flujo vaginal puede avisarte de que algo no marcha del todo bien.

Las infecciones vaginales más frecuentes

- Vaginitis. La vaginitis es una inflamación de la vagina que suele ocurrir a causa de una infección vaginal. Existe un sobrecrecimiento bacteriano y los síntomas típicos son la comezón, la secreción y un olor desagradable. Este tipo de dolencia se suele tratar con antibióticos o medicamentos antifúngicos.

- La tricomoniasis. Es una infección en la vagina que es causada por un parásito microscópico llamado Trichomonas tricomoniasis que se transmite a través de las relaciones sexuales. Aunque es una infección bastante molesta si se acude al médico rápidamente se puede curar rápidamente.

- La vaginosis bacteriana. La vaginosis bacteriana es una interrupción en el equilibrio de las bacterias saludables en la vagina y que suele causar olor y flujo abundante. Esta infección se puede contraer a causa de tener sexo con una nueva pareja y se debe tratar con antibióticos.

- Gonorrea. La gonorrea es una infección bacteriana de transmisión sexual que a menudo infecta el cuello uterino. En ocasiones no presenta síntomas pero el flujo vaginal puede presentar cambios. Puede ocasionar la enfermedad inflamatoria pélvica y la infertilidad. Se trata con antibióticos.

- Clamidia. La Clamidia causa una infección de transmisión sexual y en ocasiones no presenta síntomas. Puede incluir secreción vaginal o dolor en la vagina o en el abdomen. Puede derivar en una enfermedad inflamatoria pélvica e incluso en la infertilidad. Se debe tratar con antibióticos.

Ante cualquier tipo de infección o síntomas extraños que tengas en la vagina es necesario que acudas a tu médico para poder saber de qué se trata y que de este modo puedas encontrar el tratamiento adecuado.