Qué significa tener una ampolla roja en la vagina

¿Deberías preocuparte?

María José Roldán Prieto

Cuando tienes una ampolla en la vagina

Una ampolla roja en la vagina es una ampolla vaginal y puede aparecer en la entrada de la vagina, en los labios menores o interiores, en los labios mayores o externos, en el clítoris  e incluso en el pubis. Las ampollas aparecen debido a un roce constante, a quemaduras o a causa de un virus infeccioso. Antes de que aparezcan las ampollas las mujeres pueden sentir dolores, ardores e incluso hormigueo en la zona de la vulva donde saldrá posteriormente.

Cualquier mujer puede tener ampollas vaginales y por lo general no duele hasta que se tocan directamente. Las ampollas pueden ser diferentes según las causas que las generan. Una ampolla roja normalmente está llena de sangre –las que están llenas de líquido que no es sangre suelen ser amarillentas-, pueden tener una forma circular u ovular.

Las ampollas en la vagina y sus causas

Las ampollas rojas pueden ser causadas por un trauma vaginal causado por unas relaciones sexuales demasiado agresivas, mala nutrición o estrés, las infecciones de transmisión sexual, por el uso de ropa incorrecta que causa demasiada fricción en el área genital femenino –es importante asegurarse de llevar ropa suficientemente holgada, de algodón y transpirables-, infecciones bacterianas o algunas actividades recreativas –como ir en bicicleta que aumenta la fricción vaginal-.

Es fundamental prevenir las ampollas rojas –y cualquier tipo de ampollas- para evitar las molestias que se pueden ocasionar. Es necesario que cuando se tienen relaciones sexuales se realicen juegos previos necesarios para que exista una lubricación femenina adecuada y que de este modo no exista una fricción dolorosa. Además, las mujeres deberán llevar ropas holgadas en el área genital, que sea transpirable y además de algodón. Evitar la fricción de cualquier tipo en esta área para evitar que se creen ampollas rojas y llenas de sangre. Por supuesto, también será necesario que se mantengan relaciones sexuales con preservativo y en caso de saber que la otra persona tiene algún tipo de infección o virus, es mejor abstenerse de mantener relaciones sexuales hasta que esté curada.