El ruido no me deja dormir: insomnio por contaminación acústica

Si vives en una gran ciudad, seguramente no te darás ni cuenta de la contaminación acústica en la que vives y duermes hasta que pasas un par de días en el campo y ese desconocido silencio llega a resultarte incómodo. Hay personas tan acostumbradas al ruido, que no pueden dormir en una casa de campo por la falta de contaminación acústica.

El ruido como causa de insomnio

Pero aunque te hayas acostumbrado a dormir con los ruidos de la calle, seguramente tu calidad del sueño no sea la más saludable. En cualquier caso, el ruido es una de las principales causas de insomnio y puede llegar a alterar el ciclo del sueño hasta el punto de generar un insomnio crónico. Los ruidos que perturban el sueño pueden venir de diferentes ámbitos.

El ruido del tráfico en una gran ciudad puede ser un impedimento para conciliar el sueño y, en el mejor de los casos, para obtener un sueño reparador. La localización particular de cada vivienda también afecta al sueño, si tienes cerca una estación de tren, un aeropuerto o una fábrica que anuncia la entrada y la salida con una sirena. Vivir encima de un bar de copas puede convertir el necesario proceso de dormir en una verdadera odisea.

Hay otro ruidos que no nos dejan dormir, más cercanos que la contaminación acústica que llega del exterior, como pueden ser unos vecinos ruidosos que arrastran los muebles, que caminan en tacones, que ponen la música muy alta o que derrochan pasión y decibelios el momento del amor. Si tu pareja ronca, sus ronquidos también pueden ser la causa de tu insomnio.

¿Se puede evitar el insomnio por ruido?

Cuando nos enfrentamos a un problema de insomnio siempre hablamos de la necesidad de seguir una correcta higiene del sueño, de prepararnos a conciencia para ir a dormir y mentalizarnos de la importancia de dormir bien. Sin embargo, ¿qué podemos hacer si el insomnio es provocado por el ruido? Lógicamente no podemos parar el tráfico de la calle, ni cancelar el horario nocturno de los trenes si ni tan siquiera podemos evitar que los vecinos hablen a gritos por la noche.

Los especialistas aseguran que una de las medidas más efectivas y sencillas contra el ruido que no te deja dormir son los tapones para los oídos. Pero muchas personas se sienten incómodas con ellos, por lo que no pueden conciliar el sueño y muchas más temen quedarse dormidas con ellos puestos por si no oyen el despertador.

El resto de las medidas que recomiendan para evitar el insomnio por ruido son bastante más costosas. Un dormitorio sin ruidos pasa por un aislamiento, que puede ser bastante caro, aunque una técnica más económica es forrar las paredes de corcho. Cuando el ruido proviene de la calle, el doble acristalamiento se hace inevitable, algo que también repercutirá favorablemente en mantener la temperatura ideal de la estancia.

Puedes leer más artículos similares a El ruido no me deja dormir: insomnio por contaminación acústica, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: