Cambios emocionales con la llegada de la menstruación

María José Roldán Prieto

Cuando a una mujer le baja la regla e incluso antes de que baje –en la ovulación también ocurre-, puede haber una serie de cambios psicológicos a causa de los desniveles hormonales que ocurren en el cuerpo femenino para poder llevar a cabo tanto la ovulación como la regla con o sin coágulos. En este sentido es necesario conocer cuáles son estos problemas para que las mujeres estén advertidas y sepan que no hay nada malo en ellas, pero cabe destacar que cada mujer es un mundo y quizá se puedan tener todos los síntomas, algunos o ninguno.

Problemas a nivel psicológico cuando baja la regla

- Irritabilidad. La irritabilidad y el nerviosismo es algo muy normal en las mujeres cuando baja la regla. Si de normal una mujer es capaz de controlar sus nervios ante una situación concreta, es posible que ante la misma situación con la regla también pueda controlarse pero que necesite un poco más de fuerza de voluntad para conseguirlo.

- Sensibilidad emocional. La sensibilidad emocional durante la regla es algo que siempre viene acompañado con el movimiento de hormonas. Los llantos descontrolados, la sensibilidad ante cualquier circunstancia que está ocurriendo hace que las mujeres sientan aún más las cosas que les suceden a su alrededor.

- Cambios de humor. Quizá una risa descontrolada y al momento un llanto a causa de algún comentario también puede ser otro problema cuando se tiene la regla. La revolución de hormonas hace que a una mujer le cueste un poco más controlar sus emociones.

- Depresión. Y también por culpa de las hormonas –como todos los demás problemas psicológicos- puede aparecer la depresión cuando se tiene la regla. Una tristeza demasiado profunda es una señal de la regla afecta más de la cuenta. En este caso, deberás acudir a tu médico.

- Cambios de apetito. El hambre también puede cambiar. Una mujer puede notar diferencias de hambre cuando tiene la regla a cuando no la tiene. Puede ser un extremo u otro: tener más hambre de lo normal o no tener ganas de comer.

- Apatía. El cansancio y la fatiga hacen que la regla muestre el lado más apático de una mujer. Aunque no tiene que ser siempre así, puede ser algo bastante común. Cuando de normal a una mujer no le cuesta hacer un tipo de actividad, cuando tiene la regla es posible que deba hacer un sobreesfuerzo.