Ejercicios para el dolor de pies sin salir de casa

María José Roldán Prieto

Si tienes dolores de pies no es necesario que debas rascarte el bolsillo para acudir a un profesional. En muchas ocasiones tan sólo es necesario emplear un poco de tiempo en nuestro cuerpo para encontrar buenos resultados. En este sentido, puedes realizar ejercicios para el dolor de pies sin salir de  casa y encontrar así un alivio para tus molestias. Pero recuerda que si con el tiempo los dolores no mejoran, lo ideal es que acudas al médico para encontrar la causa exacta que lo provoca y el tratamiento y cuidado necesario para que el dolor deje de ser un problema para ti.

Ejercicios para el dolor de pies sin que tengas que salir de casa

Ejercicios para masajes. Deberás estar sentada cómodamente y colocar una botella de agua, pelota de tenis o incluso un rodillo encima del suelo. Después, lentamente deberás girar la planta del pie sobre el objeto y hacer que ruede desde tus dedos hasta el talón y así sucesivamente durante un minuto. Si tienes dolor en ambos pies tendrás que realizar este ejercicio en ambos pies.

Masaje con hielo. Si tienes el pie hinchado puedes hacer este ejercicio con una botella de agua congelada para sentir un mayor alivio. Para sentir una mejoría en la inflamación de los pies lo mejor es rodar la botella de agua congelada durante 10 minutos al final del día.

Con piedras. Este ejercicio es sencillo y te ayudará a sentir alivio en el dolor de tus pies. Deberás colocar un vaso vacío delante de tus pies y unas 15 piedras de playa –redondeadas- esparcidas alrededor pero al alcance de tus pies. El ejercicio consiste en usar los dedos de los pies para coger las piedras y meterlas en el vaso vacío. Tendrás que hacer este ejercicio con los dos pies tres veces por semana. Así tendrás los pies más fuertes y te dolerán menos.

Estirar los pies. Deberás ponerte de pie con los pies juntos y con los dedos y las puntas apoyadas, deberás subir y bajar los talones. Puedes apoyarte cogiéndote en la pared o a alguna barandilla. Debes hacer el ejercicio lentamente por lo menos diez veces. También puedes caminar de puntillas por la casa para fortalecer los pies y los talones.