Problemas de circulación en los pies: síntomas

María José Roldán Prieto

Hay veces que los pies se sienten diferentes, como que de repente están más fríos, duelen, se hinchan e incluso cambian de color. Cuando esto ocurre puede ser porque estás empezando a tener problemas de circulación en los pies, pero, ¿cuáles son los síntomas exactos que muestran que no va del todo bien en tus pies y piernas? Es necesario que los conozcas para tener un buen cuidado de tus pies. 

Síntomas de los problemas de circulación en los pies

Primero debes saber que la mala circulación no es una enfermedad en sí misma, es el resultado de otros problemas de salud. Los síntomas comunes incluyen: hormigueo, entumecimiento, sensación pulsátil o punzante dolor en las extremidades. Cuando se detecta a tiempo se pueden encontrar las enfermedades o causas que están provocando la mala circulación en los pies y poder tratarla a tiempo.

El sistema de circulación de tu cuerpo se encarga de enviar la sangre, el oxígeno y los nutrientes por todo el cuerpo. Cuando se reduce el flujo sanguíneo a una parte específica puedes experimentar los síntomas de una mala circulación como puede ser perfectamente en tus pies. La mala circulación es más común en las piernas y brazos, por eso los pies pueden afectarse rápidamente.

También hay hábitos diarios en la vida y condiciones médicas que pueden hacer que sientas que empiezas a tener mala circulación en la sangre. Por ejemplo fumar, el embarazo –por el peso-, los trastornos de alimentación, el aumento de peso o la bajada de peso muy severa… son algunas de las muchas maneras que alguien puede llegar a ser más vulnerable a tener problemas de circulación en los pies.

La mala circulación afecta a personas de todas las edades y si se deja sin tratar puede causar graves daños en el cerebro, en el corazón, en los riñones, en el hígado y en las extremidades. Aunque es más común en personas mayores y embarazadas, es necesario tomarse muy en serio los síntomas a cualquier edad.