Problemas bucodentales en la menopausia

Cómo afecta la menopausia a la salud dental

Problemas bucodentales en la menopausia

La menopausia es un proceso fisiológico que acontece en la quinta década de la mujer y en el que tiene lugar el cese permanente de la menstruación. Este proceso tiene como base unos cambios hormonales (descenso de la producción de estrógenos) que tendrán como consecuencia una serie de manifestaciones clínicas de tipo general, pero también a nivel oral.

En este sentido, las principales alteraciones aparecen a nivel de las mucosas orales, que se adelgazan y debilitan, perdiendo lubricación, firmeza, grosor y, por consiguiente, su capacidad de protección. 

Principales problemas bucodentales en la menopausia

+ Existe un aumento en la incidencia de gingivitis descamativa, xerostomía y síndrome de ardor bucal (denominado síndrome de Sjögren).

+También, en menor medida, pueden aparecer algunas afecciones de la mucosa oral como el líquen plano o el penfigoide benigno.

+ Aunque no están tan relacionadas con la menopausia como con la edad avanzada, no podemos olvidar los trastornos periodontales, los que afectan a los tejidos de sostén del diente (encía, ligamento periodontal y hueso) ni de una mayor susceptibilidad a padecer lesiones de caries. Estas últimas aumentan su virulencia cuando hay poca saliva y afectan más rápidamente a la raíz de los dientes, si es que esta se ha visto expuesta por una retracción previa de las encías. 

Consejos para evitar problemas bucodentales en la menopausia

Desde el Colegio de Odontólogos de Madrid recomiendan acudir a su odontólogo dos veces al año, para realizar revisiones y poder actuar tempranamente si se detecta alguno de estos síntomas o signos. Las afecciones que descritas más arriba no son exclusivas de la menopausia, pero sí suponen una situación predisponente para desencadenar otras alteraciones en la cavidad oral, por lo que es conveniente que estas mujeres sean consideradas pacientes con mayor riesgo y que esto les recuerde la visita periódica al odontólogo.

Según explica el doctor Bruno Baracco, odontólogo de la clínica Baracco y vocal del COEM (Colegio de Odontólogos de Madrid), "será el profesional el que, basándose en la exploración clínica y el historial médico, establezca si lo ve oportuno nuevas pautas higiénicas (es fundamental cumplir con una higiene correcta, capaz de retirar la mayor parte de placa bacteriana), el uso de antisépticos orales (como clorhexidina, siguiendo las instrucciones del odontólogo), la aplicación de fluoruros o remineralizantes (si hay alto índice de caries) o recurrir a chicles y caramelos (sin azúcar y con xilitol) o, incluso, saliva artificial, si existe una producción muy baja de saliva. Por descontado, si además existe una patología o molestia específica, el odontólogo instaurará el tratamiento necesario para cada caso, siendo muy importante llevarlo a cabo de la forma indicada".


Lidia Nieto  •  viernes, 28 de julio de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x