Los cítricos, los grandes enemigos de tus dientes

Alimentos y bebidas que dañan tu salud bucodental

Lidia Nieto

Cada día, por nuestra boca, pasan un montón de alimentos que resultan muy deliciosos para nuestro paladar, pero que en algunos casos pueden ser los grandes enemigos de tus dientes. Si quieres ahorrarte más de una visita a tu dentista -aunque ya sabes que es recomendable acudir a una revisión al menos una vez al año- toma nota de los alimentos que pueden estar dañando tu salud bucodental. 

¿Quiénes son los grandes enemigos de tus dientes?

+ Hielo. ¿Quién no se pasa un rato largo después de tomar un refresco jugando con los cubitos de hielo en la boca? Una costumbre que nada beneficia a la salud de nuestros dientes. Morder el hielo daña el esmalte, genera caries, hipersensibilidad dental y, además, puede provocar fractura de algunas de las piezas. 

+ Naranas, limones, limas y pomelos. Te levantas por la mañana, te tomas un zumo de naranja y, a continuación, te lavas los dientes para encaminarte a tus tareas diarias. Si es así, te recomendamos que al menos esperes media hora antes de lavarte los dientes porque, según explica la doctora Conchita Currull Gasol, "con el cepillo extendemos el ácido de estas frutas y erosionamos los dientes. Lo mejor es seguir comiendo para que la saliva neutralice la acidez o esperar un tiempo para llevar a cabo esta acción". Algo muy similr ocurre también con las bebidas isotónicas y con los refrescos carbonatados, que contribuyen a bajar el ph de la boca debido a su acidez. 

+ Alimentos con azúcar. Tanto el que está presente en los dulces como en los caramelos favorece la proliferación de las bacterias causantes de las caries. 

+ Bebidas alcohólicas. El alcohol no es el mejor aliado para llevar una dieta sana ni tampoco para mantener una buena salud bucodental. ¿El motivo? "Perjudica e irrita la mucosa oral y, sobre todo, es un factor de riesgo, junto al tabaco, del cáncer oral", explica la doctora Conchita Currull Gasol. 

+ Alimentos con efecto colorante. Y te preguntarás, ¿de qué alimentos se trata? El café, el té negro, el ketchup, frutos secos con piel... y, aunque al principio no son un riesgo para nuestra salud bucodental, sí que pueden provocar tinción, por eso se recomienda evitar su consumo después de un tratamiento de blanqueamiento. 

+ Productos con almidón, y es que esta sustancia, presente en el pan, la pasta, las galletas saladas o las patatas fritas de bolsa, se convierte en alimento para las bacterias que provocan la caries. 

+ Alimentos pegasos. Y son peligrosos para nuestros dientes porque, en ocasiones, se quedan pegados o atascados en nuestra dentadura. Solución: cepillarse bien los dientes -aquí se recomienda el empleo de cepillos interdentales- y usar hilo dental. 

+ Temperturas extremas. Las sopas muy calientes o el agua muy fría aumentan la sensibildad dental, ya que afectan al nervio del diente o a la pulpa dental. Así que ya sabes, a partir de ahora, ni un extremo ni otro, tú decántate por las cosas templadas.