La baba de caracol: ¿piel joven sin estrías, acné y cicatrices?

Paula Guinot

El sueño de toda mujer, una piel joven, tersa, sin arrugas, ni machas, ni cicarices y tampoco estrías. Todo gracias a la alantoína, una sustancia extraída de  la baba de caracol. Un producto milagro anunciado sin descanso por todos los medios de comunicación.

Cuando nos referimos a baba de caracol, en realidad debemos hablar de secreción de caracol. La baba es utilizada por el gasterópodo para desplazarse, mientras que la secrección la desprende en momentos de estrés. Esta segunda sustancia es la que contiene la alantoína.

Algunas famosas como Elena Furiase o Carmen Lomana, afirman haberlo usado con magníficos resultados. Pero, ¿será cierto que la baba de caracol es el secreto de belleza mejor guardado, la fuente de juventud eterna?

Crema antiedad

Una de las propiedades de la alantoína es que actúa como crema antiedad. Los expertos afirman que la alantoína que contienen estas cremas milagros, elaborada de manera sintética en laboratorio, tiene propiedades hidratantes que efectivamente mejora el aspecto de la piel pero en ningún caso retrasa el envejecimiento.

La baba de caracol lo que hace es acelerar el ritmo de generación de la piel de manera que la somete a un estrés que no es sano desde el punto de vista dermatológico. Así que lo que supone un rejuvenecimiento de la piel a corto plazo, puede ser perjudicial para la piel a largo plazo.

Crema antiestrías

Las cremas con alantoína pueden conseguir eliminar las estrías en su primera fase al igual que cualquier crema hidratante. No elimina las estrías sino que evita que prosigan creciendo hasta convertise de rosadas a blancas.

Únicamente los tratamientos a través de láser cosmético conseguirán eliminar las estrías de manera permanente. El resto de cosméticos, incluida la crema de baba de caracol, conseguirán atenuarlas y matizarlas.

Crema para las cicatrices

El uso farmacéutico de la baba de caracol está muy relacionado con esta tercera propiedad que indican del producto milagro. Las cremas con alantoína están indicadas para el tratamiento de úlceras, heridas de curación lenta y quemaduras.

Gracias al colágeno y elastina que segrega el caracol, se puede utilizar en este sentido para matizar o disminuir la marca de la cicatriz pero en ningún caso borrarla o hacerla desaparecer de la piel.

Esta claro que aún no han inventado un producto capaz de mantener joven y tersa la piel eternamente. Nuestro consejo es un cuidado de la piel diario, el uso de una crema facial de día y una hidratante noctura y sobre todo buena alimentación y hábitos saludables como practicar deporte. Parece que la vida sana es lo que más nos ayuda a mantenernos jóvenes y llenos de salud.

Puedes leer más artículos similares a La baba de caracol: ¿piel joven sin estrías, acné y cicatrices?, en la categoría de Cara en Diario Femenino.