Yogur, aceite de almendras y miel para reparar la piel después del verano

 Tratamiento de yogur, aceite de almendras y miel

Los primeros fríos que llegarán con el otoño comenzarán a secar nuestra piel, por eso, muchas mujeres recurren a tratamientos para hidratarla y dejarla nueva. Uno de los más recomendados es el de nutrición extra a base de productos tan naturales como el yogur, el aceite de almendras y la miel. Se trata de un sencillo tratamiento lleno de vitaminas y proteínas que ofrece unos saludables beneficios.

El yogur actúa como exfoliante gracias a que contiene ácido láctico pero además aporta nutrientes y proteínas que ayudan a desintoxicar la piel de bacterias y le proporcionan un efecto reparador y energizante.

Por su parte, la miel sirve para realzar y vitalizar la belleza natural de la piel. Este producto extraído directamente de la naturaleza, se ha utilizado como parte integral de recetas naturales de belleza durante siglos, desde los tiempos de los antiguos griegos. Actúa como humectante porque atrae y retiene la humedad ayudando a mantener la piel húmeda, suave y elástica.

Y como complemento, el aceite de almendras que es emoliente, suavizante e hidratante y que ayuda a desinflamar, perfecto para el último paso de este tratamiento, el masaje relajante. Las almendras son conocidas por su gran valor nutritivo debido a su alto contenido de vitaminas A, B y E, y ricas en proteínas y minerales. Consumirlas ahora en otoño diariamente en pequeñas cantidades otorga grandes beneficios a nuestra salud.

Protocolo del tratamiento


Este tratamiento, que puedes seguir en el Caroli Health Club, comienza con una envoltura a base de yogur natural y miel, que se realizará en todo el cuerpo, incluido el rostro. Esta envoltura tendrá dos efectos sobre el organismo: por una parte el yogur actuará como exfoliante enzimático y por otra, la miel como revitalizante natural. El tiempo de exposición será de unos 20 minutos.

Después, un burbujeante y relajante baño en el jacuzzi, en el cual se eliminará el producto sin frotar para preservar el manto hidrolipídico de la piel y se mantendrán los nutrientes que ha aportado la miel.

Y por último, un masaje relajante con el aceite de almendras que aportará a la piel todas las vitaminas, proteínas y minerales necesarios para sufrir el duro otoño.

Gracias a que el yogur combate la oxidación, alivia los dolores de las articulaciones y elimina los líquidos retenidos por el organismo, este tratamiento natural para el otoño (130 euros / 90 minutos) será también beneficioso a largo plazo.

Josune de la Riva  •  lunes, 23 de agosto de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos