Plantas medicinales para bajar el colesterol rápido y de forma natural

¿Colesterol alto? Déjalo atrás con estos remedios naturales

Laura D
Laura D Periodista

Plantas medicinales para bajar el colesterol

Por mucho que nos cuidemos y llevemos un estilo de vida saludable, el colesterol a veces llega sin avisar. Y cuando lo vemos en nuestros análisis o el médico nos da la temida noticia lo único que podemos hacer es ponernos manos a la obra para reducirlo. No hay excusas.

¿Tienes el colesterol alto? Existen multitud de alimentos y complementos que te pueden ayudar a reducirlo. Junto a ellos, lo más probable es que tu médico de cabecera te recete algún medicamento o pastilla para bajar los niveles. Lejos de querer animarte a dejar ese tipo de fármacos (a veces muy necesarios), en Diario Femenino pretendemos darte ideas e información para que también puedas trabajar en reducir tu colesterol de una forma más natural

Para ello, las plantas medicinales pueden ayudarte mucho, pues a través de infusiones, aceites o incluso a través de la dieta, puedes aportar a tu organismo sustancias que colaboran muy eficazmente en esta ardua tarea que supone la reducción del colesterol. A continuación te dejamos 5 plantas medicinales muy efectivas para bajar el colesterol rápido y de forma natural

5 plantas medicinales que ayudan a bajar los niveles de colesterol

¿Qué plantas medicinales contribuyen a disminuir los niveles de colesterol? Muchas veces las tenemos más cerca de lo que pensamos y no nos damos cuenta. Aquí van varias ideas que pueden ayudarte:

1 Cúrcuma

Cúrcuma para el colesterol

Esta planta herbácea tiene propiedades que pueden ayudarte a reducir el colesterol y los triglicéridos en sangre. Se suele usar como especia en la cocina para la elaboración de diversos platos y recetas: guisos, arroz… No obstante, puedes ingerirla también en infusión. Para ello, deberás hervir un litro de agua y añadir una cucharada de cúrcuma en polvo. Tras ello, tienes que dejar que hierva durante 10 minutos más y después filtrar. Por último, podrás añadir miel y/o limón al gusto para endulzar la infusión.

2 Té verde

Té verde para el colesterol

Perfecto para cualquier momento del día, el té verde tiene numerosos beneficios para nuestro organismo. Es muy conocido por ayudar a quemar grasas y por ser antioxidante. Sin embargo, entre otras de sus propiedades está el ser un estimulante suave, diurético, saciante y, por supuesto, actuar como protector de las arterias y reductor del colesterol.

3 Diente de león 

Diente de león para el colesterol

Esta planta medicinal reduce la presión arterial alta y, por tanto, el colesterol pero también te ayudará a fortalecer los huesos, a controlar la diabetes y a prevenir la anemia. La infusión se prepara a partir de las hojas secas que se echan en agua hirviendo durante 5 minutos. Posteriormente, se cuelan y se endulzan al gusto con miel, siendo la dosis recomendada de 2 tazas al día.

4 Alcachofa

Alcachofas para el colesterol

Es una de las plantas herbáceas más sanas y con más beneficios, además de que podemos aprovecharnos mucho de ella. No solo podemos cocerla y aprovechar los principios activos que se encuentran en sus hojas, sino que también podremos aprovechar ese agua resultante para bebérnosla como infusión. Incluyendo las alcachofas y su infusión en nuestra dieta se ha demostrado que es posible combatir el colesterol alto y los triglicéridos.

5 Semillas de lino

Semillas de lino para el colesterol

Suponen una gran ayuda para evitar que los altos niveles de colesterol empeoren, pues existen estudios que apuntan que las semillas de lino tiene efectos positivos en el control del colesterol. Son ricas en ácidos grasos insaturados los cuales tienen un papel importante en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Pero otro de los puntos positivos de estas semillas si las incorporamos como complemento a nuestra dieta es que son un gran aliado contra el estreñimiento, por su gran contenido en fibra.

Podemos añadirlas en los platos de forma cruda, para desayunar mezcladas con leche o yogur o en infusión. Para ello, prepararemos una cucharadita de semillas por cada 100 ml de agua y dejaremos que hierva durante 8 minutos. Colamos, dejamos reposar y, por último, endulzamos al gusto con un poco de miel o limón.

¿Y tú? ¿Tienes el colesterol alto? ¿Utilizas alguna planta medicinal para reducirlo? ¡Cuéntanos todos tus remedios naturales en los comentarios!