¿Puedo donar sangre si tengo colesterol alto? Hábitos para reducirlo

Qué puedes hacer si tienes colesterol pero quieres acudir a una donación

LD

Cuando te realizas análisis de sangre siempre se suele buscar el asterisco en aquellos parámetros que puedan tener unos niveles anormales. Y es normal que se te caiga el alma a los pies si uno de esos es el colesterol, una grasa que el cuerpo necesita para funcionar de manera correcta y a la perfección. De ahí que sea favorable tener el llamado colesterol 'bueno' en el organismo.

Sin embargo, el aumento del colesterol 'malo' puede provocar una mayor probabilidad de padecer una enfermedad cardíaca o cerebrovascular. En este punto, las personas que tienen este tipo de patología necesitan reorganizar su alimentación y cambiar los hábitos de vida que tengan, pero también es importante que sigan una vida normal. 

Las preguntas en este sentido son muchas, y sobre todo hay una que suele repetirse en los puntos de donación de sangre: ¿puedo donar sangre si tengo el colesterol alto? Bien, vamos a verlo detenidamente para dar respuesta a esta duda tan habitual. Y, además, te contamos algunos hábitos saludables que pueden cambiar tu vida si padeces colesterol. ¡Empezamos! 

La donación y el colesterol alto

A la hora de donar sangre es habitual que surjan miles y miles de dudas, sobre todo si acudes por primera vez a un puesto de donación, o si te acaban de informar de que tienes el colesterol alto. ¿Puede ser un obstáculo para empezar o para seguir donando? Es crucial conocer las condiciones y restricciones que puedan impedir realizar este gesto tan altruista. 

Pero, en este caso, las personas que tienen el colesterol alto están de suerte: pueden acudir a donar con total tranquilidad. Este tipo de patología no es incompatible con el hecho de que te saquen sangre para dársela a los que más lo necesitan, así que ya no tienes excusa para acercarte a algún hospital o centro de donación. 

Eso sí, en este sentido podemos encontrarnos con otro supuesto: las personas que toman medicación para el colesterol. Como ya sabrás, si has tomado o estás tomando medicación es importante que informes en el chequeo previo a la donación que te realizarán los médicos porque esto sí que puede ser un impedimento. Aunque tomar medicamentos no siempre va a ser sinónimo de no donar ya que existen excepciones. Una de ellas es, por ejemplo, la del colesterol. 

Tips para intentar reducir el colesterol alto

Poder donar con el colesterol alto es una buena noticia, pues estamos hablando de dar un poquito de nuestra sangre a tres personas que la podrían necesitar, y eso salva vidas. Aún así, es muy importante que nos centremos en reducir ese colesterol con ciertos hábitos que, después de repetirlos durante unas semanas, se acabarán convirtiendo en rutina y no te costará tanto llevarlos a cabo. 

+ Aumento de furtas y verduras

Aumentar el consumo de frutas y verduras en la dieta no significa ingerirlas siempre a la plancha o peladas. Si no eres muy amiga de ellas, existen multitud de formas para comerlas sin prácticamente darte cuenta. Solo necesitas dedicar un rato a buscar las recetas que más te gusten y a elaborarlas en casa. Además, es importante añadir los cereales integrales y los alimentos ricos en Omega 3 en tu alimentación. 

+ Cambia la sal

Eliminar la sal de las comidas para alguien que está acostumbrado a tomarla es muy complicado. Por eso, debes encontrar otra forma de aderezar los platos para que tengan sabor y no te enteres de la ausencia de la sal, como por ejemplo ciertas especias. 

+ Ejercicio diario

Escoge un ejercicio que te relaje, como salir a caminar, hacer natación o incluso la yoga. La clave está en hacer algo que te guste porque, aunque te cueste un poco al principio, acabarás disfrutando cada vez más de esa práctica. 

+ Elimina las actividades perjudiciales para el organismo 

Si sabes que si te echas la siesta vas a pasarte toda la tarde en el sofá, elige no echártela y hacer una actividad diferente. Si, por ejemplo, sentarte en una terraza es sinónimo de fumar, escoge sentarte dentro o en terrazas donde no se permita fumar. Así, te alejarás de los malos hábitos poco a poco.