¿Puedo donar sangre si tengo un piercing o acabo de hacérmelo?

La relación que existe entre donar sangre y tener pendientes en el cuerpo

LD

¿Se puede donar sangre cuando se tiene piercings?

Cada vez son más las personas que se lanzan a decorar de forma estética su cuerpo mediante tatuajes o piercings. Estas prácticas llevan consigo un cuidado especial de la piel y unas precauciones para tener en cuenta, sobre todo las primeras semanas tras hacerlo. Pero, ¿cómo afecta esto a otras acciones que podemos llevar a cabo en el día a día? 

Por ejemplo, ¿puedes donar sangre si tienes un piercing o acabas de hacértelo? Para aclarar todas tus preguntas vamos a intentar despejar dudas respecto a la relación que existe entre estas dos variables. Además, vamos a contarte qué requisitos son necesarios para acudir a donar sangre si es que todavía no lo has hecho. ¡Empezamos! 

Requisitos necesarios para donar sangre

Lo primero que debes hacer antes de acudir a donar sangre es conocer qué necesitas para animarte a hacerlo. Has de saber que la donación de sangre es una práctica muy extendida en el mundo, y aquellos que quieran realizar este gesto tan altruista tienen que tener, al menos, tres requisitos básicos: ser mayor de edad, pesar más de 50 kilos y sentirte bien en ese momento

Con estos tres requisitos podrías acudir a donar sangre sin ningún problema. Sin embargo, existen un montón de casos individuales que hacen que las personas se pregunten si realmente podrían o, por el contrario, no se recomienda que acudan. Diferentes enfermedades, problemas saludables o incluso hacerse un tatuaje es motivo de duda para mucha gente que todavía no ha donado nunca. ¡[email protected]! Antes de acudir deberías encontrar toda la información posible y, además, saber que una vez que estás allí te realizarán una entrevista médica con la que podrás despejar todas tus preguntas.

Las indicaciones que debes seguir para donar sangre si tienes piercings

La relación entre donar sangre y hacerse piercings

Si alguna vez has escuchado que tras hacerte un piercing no puedes donar sangre, estás en lo cierto. Pero solo será de una forma temporal, debes esperar cierto tiempo hasta que puedas hacerlo. De hecho, el tiempo estimado después de hacerse tanto un tatuaje como un pendiente es de 4 meses, cuando se considera que el período de infecciones y de curación ha pasado al 100%. Pasado este tiempo, podrías acudir a donar sangre sin problema. 

¿Qué pasa con la acupuntura, donde también se utilizan agujas? En estos casos, la Cruz Roja Española afirma que no influiría en la donación en el caso de haberse hecho este procedimiento con agujas desechables. De no ser así, el tiempo de espera para donar sangre sería también de 4 meses. 

Por tanto, si tienes un piercing hecho desde hace tiempo no pasa nada ya que podrás donar sin problemas. Pero si te lo acabas de hacer deberías dejar pasar un período de, al menos, 4 meses. Aun así, es importante recordar que tras el reconocimiento oportuno el médico será siempre el que decida en última instancia. 

La importancia de donar sangre durante todo el año

¿Por qué es tan importante donar sangre?

Las donaciones están bastante repartidas durante todo el año, sin embargo aumentan de forma considerable cuando ocurre una catástrofe. Por ello, debemos destacar que desde los centros de donación de sangre se advierte sobre la importancia de no donar solo cuando ocurre una emergencia. ¿Por qué? Debido a los procesos a los que se somete la sangre donada, no llegaría a tiempo para dicho suceso. 

Después de ser extraída del paciente, la sangre se separa y se divide en plasma, hematíes, glóbulos rojos, plaquetas y un concentrado de leucocitos. Y para ello se emplea gran cantidad de tiempo, por lo que para ayudar a que esas reservas estén listas en caso de emergencia es crucial acudir a donar a lo largo del año, siempre y cuando la salud y condiciones te lo permitan. 

No significa que dejemos de donar cuando ocurra alguna situación de emergencia, sino que tengamos conciencia de que esa donación ayudará más adelante y no en ese preciso instante. Para que, en ese momento, se pueda hacer frente a la situación es necesario que las personas no dejen de donar durante todo el año