'Quiero engordar': consejos para ganar unos kilos

Quiero engordar: consejos para ganar kilos

La mayoría de las mujeres se preocupan por adelgazar o por lucir una figura más esbelta en verano, pero ¿qué sucede cuando lo que queremos es engordar? Puede parecer extraño, pero hay mucha gente que no está satisfecha con su delgadez, y la verdad es que, aunque los cuerpos delgados son promovidos en el mundo de la moda y la belleza, si el Índice de Masa Corporal (IMC) es inferior a veinte, la delgadez puede resultar poco saludable e incluso provocar infertilidad, trastornos hormonales, osteoporosis y otras enfermedades.

Causas de la delgadez

Hay diferentes motivos para la delgadez. Ésta puede ser constitucional; esto es que su base es genética (si este es tu caso, debes tener paciencia, pues los resultados de una dieta hipercalórica son lentos). También puede ser causada por enfermedades como la celiaquía, la diabetes y el cáncer. En casos más extremos, la causa puede ser una anorexia nerviosa. Para este último caso el tratamiento debe ser psicológico.

Qué y cómo comer para engordar

Muchas veces se cree que engordar es tan sencillo como aumentar las cantidades de los alimentos. No obstante, la sensación de saciedad no se puede superar e incluso, abastecer nuestro estómago con más alimentos de los que puede abarcar puede ser contraproducente para nuestra salud. Por ello, engordar suele ser más difícil que adelgazar.

La clave está en aumentar el valor calórico sin aumentar el volumen de los platos. Es decir, hay que conseguir que la misma cantidad de comida aporte más energía, pero sin abandonar una dieta sana y equilibrada. Hay que olvidar, así, la idea de alimentarnos a base de alimentos con grasas saturadas para aumentar de peso.

La bollería, la pastelería, la manteca de cerdo, etc. debe reservarse al consumo ocasional, pues si abusamos de este tipo de alimentos, lo único que conseguiremos es un aumento de peso acelerado que también será quemado con facilidad, si es que la delgadez es constitucional; o, en el peor de los casos, un aumento del colesterol y la consiguiente saturación de las arterias.

Para engordar sin arriesgar la salud, hay algunos trucos que pueden ayudarnos, como por ejemplo comer seis o más veces al día en un ambiente relajado y agradable, enriquecer los platos con queso, mantequilla, margarina o aceite, añadir nata o crema de leche a los postres y purés, enriquecer con miel, azúcar o mermelada los cereales; comer frutos secos, beber zumo entre comidas, rebozar los alimentos y freírlos, comerlos acompañados de salsas y comer mucha fruta para incorporar fibra con más calorías.

La gimnasia también puede ayudar a engordar

Aunque nuestro objetivo no sea el de adelgazar, sino todo lo contrario, no hay que abandonar el ejercicio físico para completar nuestra dieta. Una buena sesión en el gimnasio mantiene el organismo más saludable y además abre el apetito. También ayuda a que el peso se reparta de forma equilibrada por el cuerpo.

En las mujeres que llevan un estilo de vida sedentario, la grasa suele acumularse en la barriga y las caderas. Para evitar que esto suceda, podemos caminar a un ritmo ligero, correr, ir en bicicleta o hacer natación. Practicar ejercicio semanalmente también ayuda a las mujeres delgadas a desarrollar la musculatura y mejorar su aspecto físico.

Irene García  •  miércoles, 22 de febrero de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x