Cómo eliminar el acné a base de comer

dieta anti acne

El acné supone uno de los mayores y más comunes problemas dermatológicos. En torno a un 80% de los adolescentes sufren esta enfermedad y en muchas ocasiones se extiende hasta la edad adulta. La preocupación por la aparición del acné suele ser estética y para prevenirlo es necesario combinar diversas soluciones. Una dieta equilibrada puede ayudar a reducir dichos brotes.

Aunque tiende a ser habitual acusar a los dulces, la mantequilla o las comidas excesivamente grasas de ser grandes generadores de acné en la piel, lo cierto es que no existe ningún estudio científico que establezca una relación directa entre ambos actos.  Lo que sí puede afirmarse, por otro lado, es que este tipo de comida puede provocar un empeoramiento de las erupciones de acné ya que generan una mayor producción de grasa por parte del organismo.

La dieta y el acné

Resulta pertinente expresar que existe un profundo debate entre nutricionistas y especialistas en estética acerca de esta cuestión. Los profesionales de la nutrición tienden a considerar ésta una enfermedad hereditaria, por lo que la alimentación en sí no es considerada como una condición para su aparición, para lo que se apoyan en las investigaciones científicas existentes al respecto. Por otro lado, los esteticistas se inclinan a pensar que la dieta influye directamente en la aparición de los molestos brotes de acné.

Una vez escuchadas las opiniones de unos y otros, lo que parece conveniente es seguir una serie de pautas alimentarias que ayuden a nuestra piel a mantenerse hidratada y sana. Y aquí, en primer lugar, entra en juego uno de los productos más básicos que existen: el agua. El consumo diario de una cantidad cercana a los dos litros de este elemento va a favorecer la eliminación de las células muertas de la piel.

Para conservar un cutis saludable y evitar la obstrucción de los poros resulta aconsejable el consumo de alimentos ricos en vitaminas A, C y E, cómo puedan ser los tomates, el pescado, las naranjas, las espinacas o el marisco.

Frutas, verduras y una dieta equilibrada

 

Una rutina basada en los alimentos frescos, los cereales y el aceite de oliva, cómo pueda ser la dieta mediterránea, puede resultar clave para un óptimo funcionamiento del organismo y, en última instancia, para regular la generación de grasa en la piel. En este sentido, el consumo en grandes cantidades de refrescos ricos en azúcares, productos de bollería, golosinas o comida rápida pueden alterar negativamente esta enfermedad.

Intenta incluir frutas y verduras en tu alimentación diaria si adoleces de problemas de acné, puesto que sus efectos antioxidantes y depurativos mejorarán el aspecto de tu piel. Y, en la medida de lo posible, trata de combinarlos con cereales, carnes magras, pescados blancos, y lácteos desnatados. 

Marta Valle  •  martes, 26 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x