Vacaciones de padres divorciados: cómo organizar para evitar conflictos

Cómo gestionar el periodo vacacional con los hijos tras el divorcio

Fátima Gallardo
Fátima Gallardo Terapeuta de pareja

Quizás seas una mujer con hijos que lleva poco tiempo divorciada o tal vez ya seas una veterana en tu proceso de divorcio. Sea como sea, estamos seguras de que cada año estás deseando que lleguen las vacaciones. Son días en los que recargar pilas para el resto del año, hacer cosas nuevas y en los que sientes que sales más, te mueves más y haces las cosas con más calma. Y si tienes hijos, sobre todo, pasas ratos muy especiales con otro ritmo el tiempo que te toca con ellos. Sientes que esos ratos con ellos no tienes que estar continuamente riñendo, corriendo de un lado para otro, ni organizando el apretado día con meriendas, recogidas y demás.

Pero las vacaciones para personas divorciadas con hijos son también fechas que pueden llegar a ser complicadas si no las manejamos bien. La buena o mala organización de los tiempos que pasamos cada uno de los progenitores con nuestros hijos, la gestión de las emociones a la hora de echarlos de menos cuando están con nuestro ex son, entre otras cosas, aspectos que nos van a poner todo más fácil o más difícil a la hora de pasar estas esperadas vacaciones. ¿Cómo organizar el periodo vacacional cuando somos padres divorciados para evitar conflictos? ¡En Diario Femenino te damos todas las claves!

Cómo se reparten las vacaciones con los niños tras el divorcio

La realización del divorcio trae consigo el desarrollo de un convenio regulador. Es decir, un documento que regula todas las cosas que tienen que ver con nuestros hijos, ya sea la parte económica como la del tipo de custodia que tendremos o la organización de los tiempos de cuidado. Y así también se establece cómo se distribuirán las vacaciones y días especiales.

Para las vacaciones, en este caso, se hace necesario tener establecido previamente estos tiempos de cuidado de los menores. Es decir, haber hablado sobre con quién y cuándo pasará las vacaciones nuestro hijo

La mejor recomendación que podemos darte en este caso es que ambos progenitores hayáis podido acordar estos tiempos. Sin lugar a dudas, es la mejor manera de aseguraros que más o menos esta distribución os satisface a ambos. Si podemos negociarlo solos y dárselo al abogado para que lo establezca y regule en el convenio estará genial. Pero sino, siempre podemos contar con la ayuda de un profesional como un mediador o terapeuta especializado que nos pueda ayudar a tomar esta decisión de la mejor manera posible. 

Es verdad que no siempre será posible llegar a acuerdos, pero en las ocasiones que sí podemos, será una herramienta estupenda que nos asegurará el cumplimiento de lo que acordemos y la reducción de la conflictividad entre ambos progenitores. Esto es así porque solemos ser más cumplidores con las cosas que negociamos y nos comprometemos nosotros más que si nos los dice otra persona y no se ajusta a lo que queremos.

Qué hacer si echas de menos a tus hijos en las vacaciones 

Otra situación a la que nos tendremos que acostumbrar es a esa sensación rara de echar de menos a nuestros hijos. Quizás llevamos todo el año pensando que necesitamos tiempo para nosotras y que nos va a venir genial que pasen tiempo con su otro padre o madre. Y seguramente sea así, pero también estamos seguras que sientes también una sensación rara a la que no te acostumbras donde sabes que echas de menos a tus peques

Realmente es un período complicado y con el paso de los años, lo iremos gestionando mejor. Nuestro consejo es que puedas vivirlo de otra manera más sana. Sabes que es un tiempo en que tu hijo está bien, que está disfrutando con su otro padre o madre. Pues haz tú lo mismo, disfruta de este tiempo sin ellos y aprovecha para recargar energía y así recibirlos con más ganas

Seguro que es duro recordar las vacaciones que hemos tenido y disfrutado antes. Pero ahora toca poder recordar esas vacaciones con cariño y crear nuevos recuerdos con nuestras nuevas vacaciones. Afortunadamente, el cerebro no se cansa de acumular diferentes y buenos recuerdos. 

Qué hacer en vacaciones con mi hijo después del divorcio: planes

No sabemos si eres organizada o te gustaría serlo o no, quizás eres pura improvisación. Seas como seas, intenta pasar tiempo de calidad con tus hijos. No se trata de hacer mil planes o comer fuera de casa todos los días. Ni de volver a sacar la agenda y tenerlo todo organizado con miles de actividades. Se trata de poder disfrutar con nuestros hijos sin tener que estar riñéndoles, corriendo de un lado para otro y promoviendo además valores como la curiosidad y su desarrollo.

Te animamos a que puedas organizar algunas actividades con ellos más especiales. Como te decíamos antes, no se trata de ir a miles de museos, castillos y comer fuera. A veces con actividades que impliquen movimiento con ellos es suficiente. Juegos en la playa, paseos por el campo o por la ciudad, donde les animamos a descubrir, los ayudemos a conocer otras formas de hacer las cosas, conocer a otras personas les estamos haciendo el mejor regalo que podemos darles. 

¡Importante! No compares tus vacaciones con las de tu ex

Muchas veces por motivos económicos o por otros motivos, nos descubrimos pensando que las vacaciones de nuestra ex pareja son mejores que las nuestras o quizás que las vacaciones de nuestro ex deberían ser de otra manera, que las que tienen organizadas no son buenas para nuestros hijos. 

En este sentido, nuestro consejo es ¡para de compararte y de valorar lo que hace o no hace tu ex! Céntrate en lo que tú quieres hacer. Puede que realmente sientas que tienes razón y que deberías decírselo a tu ex, y puede que sí, puede que puedas proponerle a tu ex otras posibilidades, pero fíjate bien desde dónde lo estás pensando. Si realmente es lo quieres decir porque te gustaría “controlar lo que hacen” o es que solo es que a ti no te gusta. En este último caso, tenemos que asumir que la vida de nuestra ex pareja es tan válida y buena como la nuestra y que nos toca asumir y respetar eso

¿Qué pasa con los límites y las rutinas de los niños en vacaciones? 

Este aspecto quizás no te guste leerlo. Como adultos, el verano es un tiempo especial donde solemos sentirnos más libres y parece que no necesitamos estar tan organizados ni sujetos a las agendas apretadas. Y, por eso, solemos pensar que para nuestros hijos funciona igual. 

Y sí, es un periodo donde podemos y debemos bajar el ritmo. Y podemos y debemos flexibilizar las rutinas, las normas y demás. Pero nuestra recomendación es mantener unos mínimos en la organización, rutinas y normas

Esto es así porque luego a la vuelta, a la hora de proponer nuevos horarios y demás rutinas, es mucho más duro y complicado si no mantenemos ninguna. Y el problema además se añade, con que las normas y rutinas del otro progenitor seguramente serán diferentes a las nuestras, y nos va a costar ya de por sí, acomodarlas a las nuestras de nuevo. 

En definitiva, sabemos que las vacaciones pueden ser un momento maravilloso o un momento horrible. Y esa sensación muchas veces puede estar muy relacionada a nuestra forma de gestionarlo. Por lo que además de que puedas tener en cuenta los aspectos que te hemos comentado en este artículo te invitamos a conectar con lo que realmente quieres que sean las vacaciones para tus hijos y para ti

Piensa, que sea como sea la relación con tu ex, el momento en el que estés pregúntate: Ahora nuestra vida es así… ¿Cómo quiero vivirla? ¿Enganchada al pasado? o ¿Quiero centrarme en pasar unas vacaciones estupendas junto a mis criaturas? ¿Quiero estar comparándome o vivir mi propia vida? 

Esperamos que este artículo te haya gustado. Si es así, no te olvides de dejarnos un comentario diciendo qué te ha parecido. Y, por supuesto, también te animamos a que lo compartas con aquella persona que sabes que le va a venir bien.

Puedes leer más artículos similares a Vacaciones de padres divorciados: cómo organizar para evitar conflictos, en la categoría de Divorcio en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: