El Ermitaño en el tarot: significados positivos y negativos

Cómo leer las cartas del tarot de Marsella

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Superado el debate sobre si las cartas del tarot son supersticiones o destellos de luz que iluminan nuestro camino, pasamos a desvelar el significado de cada carta. En este caso, nos centramos en la carta de El Ermitaño, emblema de la introspección, la sabiduría, el conocimiento y las buenas decisiones. ¿Quieres aprender a leer las cartas del tarot de Marsella? Entonces fíjate en su simbolismo.

La carta de El Ermitaño en el tarot

El Ermitaño es la carta número 9 de los Arcanos Mayores en el tarot. No es casualidad que lleve esta numeración, ya que se trata de uno de los números esotéricos por excelencia. Pero, ¿qué simboliza la carta de El Ermitaño? Puedes imaginar algunos de sus aspectos más importantes.

Reflexión, desconexión, ejercicio de introspección, la toma de decisiones meditadas, pero también el conocimiento y la sabiduría. Algo de equilibrio también encontrarás en esta carta de El Ermitaño, ese equilibrio que se consigue cuando llegas a conocerte bien a ti misma. Y un asunto importante: ¿ya has aprendido a disfrutar de los beneficios de la soledad?

Significados positivos de la carta de El Ermitaño

Como ves, la carta de El Ermitaño es un reflejo del bienestar, de la calma interior y de la seguridad en ti misma, por lo que puedes encontrar muchos significados positivos.

+ Cuando tu pregunta en la tirada de cartas es acerca de tu vida amorosa, el Ermitaño llega con buenas noticias en el sentido de que habla de una relación solida y estable, sin altibajos y sin vaivenes emocionales. Un amor sereno que podrás disfrutar en calma y con la seguridad de que entre vosotros hay respeto, igualdad y equilibrio.

+ El mundo laboral se manifiesta en la carta de El Ermitaño sin cambios drásticos, aunque tal vez estás en el camino precisamente hacia esa transformación. Sin prisa pero sin pausa, preparando el terreno minuciosamente más que consiguiendo logros inmediatos, lo que no deja de ser una garantía a largo plazo.

+ La carta de El Ermitaño hablando de la salud se refiere a un buen momento de comunión entre cuerpo y mente. Unos hábitos de vida saludables te llevan a proteger tu salud física y todo el trabajo de desarrollo personal e inteligencia emocional que implica esta carta te ayudan a encontrar ese bienestar o equilibrio que tanto buscabas.

+ En líneas generales, el Ermitaño te proporciona en este momento de tu vida sabiduría, inteligencia, prudencia, sensatez, reflexión y madurez, por lo que debes aprovechar esta oportunidad para tomar decisiones complicadas, eso sí, sin precipitarte, que el Ermitaño también es una persona muy paciente.

Significados negativos de la carta de El Ermitaño

Como te puedes imaginar, no todo es bienestar en la carta de El Ermitaño y si sale en posición invertida, puedes prepararte para algunos significados negativos.

+ Toda la tranquilidad que tenías en tu vida amorosa cuando la carta de El Ermitaño salía en positivo, se convierte en estancamiento cuando sale en negativo. La rutina hace acto de presencia en tu relación de pareja y eso os puede llevar a una crisis o a una ruptura, de vosotros depende el resultado.

+ En el ámbito laboral hay un parón. No es un periodo de acumulación de recursos o de investigación para desarrollarte en tu profesión, sino un bloqueo en el que no puedes ir ni para un lado ni para otro. Recuerda que este momento no va a ser para siempre, pero procura que pase cuanto antes si está en tu mano.

+ La salud también se ve afectada con la carta de El Ermitaño en negativo. No te asustes, que no indica que vayas a tener una enfermedad grave, pero sí vas a estar llena de molestias, especialmente musculares, que te harán pensar que tienes un bajón de forma física importante.

+ Frustración es la palabra que mejor resume tu momento vital cuando el Ermitaño muestra su peor cara. Frustración e impotencia porque la vida no es como esperabas, porque no le encuentras sentido a tu vida o porque estás atrapada en un trastorno emocional del que no sabes cómo salir.

Pero salga en positivo o en negativo, recuerda que el objetivo principal de la carta de El Ermitaño es que desconectes y te tomes un momento para conocerte mejor a ti misma. Ese es un ejercicio del que siempre puedes sacar provecho.