Soñar que un vampiro me muerde: déjate seducir

La interpretación de tus sueños más sangrientos

Laura Sánchez

¿Te muerden los vampiros en sueños? Este es el significado

Cuando se acerca Halloween tus noches se suelen llenar de sueños terroríficos o relacionados con la muerte, aunque algunos de ellos puede que te seduzcan. Es el caso de soñar que un vampiro te muerde, un sueño cuya interpretación dependerá de las sensaciones que te transmita. ¿Tienes miedo o lo estás deseando? Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar que un vampiro te muerde.

¿Un vampiro te ha mordido en sueños? Significado 

No todo el mundo siente miedo hacia los vampiros, para algunas personas resultan seres muy seductores y no les importaría convertirse en uno de ellos. Y a ti, ¿te importaría que un vampiro te mordiera? Un vampiro te puede morder para asesinarte, pero también para que te conviertas en uno más. ¿Te seduce la idea de una eterna juventud? Por supuesto que todo depende de lo que ocurra en el sueño.

+ Para entender el significado de este sueños en el que un vampiro te muerde hay que prestar mucha atención a todos los elementos que entran en juego. Si se trata de un vampiro terrorífico que lo único que desea es acabar con tu vida o si hay cierta complicidad entre vosotros. Si estás en una situación en la que tienes miedo de la oscuridad en la que se mueven estos seres o, por el contrario, te mueves en la noche como pez en el agua.

+ También hay que atender a tus emociones. Si crees que ha llegado tu final, si en tu vida real tienes miedo a la muerte o a envejecer, este sueño en el que te muerde un vampiro puede ser toda una pesadilla. Pero tal vez tú misma pones tu cuello esperando y deseando ese mordisco que te hará descubrir un mundo totalmente diferente.

+ ¿Qué me dices? ¿Y si te dejas seducir por el vampiro? Te sentirías sexy, te sentirías poderosa, te sentirías invulnerable. La eternidad sería el límite y vivirías en el lado oscuro, que suele ser más interesante. No te esperarían al final ni el cielo ni el infierno porque sencillamente no tendrías que preocuparte más del final.