Dime cómo duermes y te diré cómo eres

Laura Sánchez

Posturas para dormir

Muchas veces se habla de lo revelador que resulta el lenguaje corporal en la comunicación. La posición de las manos al hablar, la forma en que nos sentamos, la inclinación de la cabeza...los expertos son capaces de ver en esas posturas cosas diferentes de las que decimos. Pero ¿qué pasa cuando estamos dormidos? Parece ser que la posición que adoptamos al dormir, que es totalmente inconsciente, puede reflejar aspectos de nuestra personalidad. Y tú, ¿en qué postura duermes?

Las posturas más típicas para dormir y su significado

Aunque hay más, son 6 las posturas más frecuentes cuando nos vamos a dormir y cada una de ellas muestra rasgos diferentes de nuestra personalidad. Es cierto que hay gente que no duerme siempre de la misma manera, incluso cambian el lado de la cama, pero lo más común, es mantener durante toda la noche la misma posición.

-La posición fetal es la posición en la que duerme la mayoría de la población. De lado y con las piernas y los brazos encogidos, esta postura refleja la dualidad de la mayoría de las personas, con una imagen fuerte y autosuficiente de cara a los demás, pero con una gran necesidad de protección y no exentas de temores.

-La posición del tronco también es de lado, pero con piernas y brazos totalmente estirados y rectos. Nos habla de personas sociales y extrovertidas, a menudo convertidas en auténticos líderes, admiradas y muy seguras de sí mismas. Aunque el hecho de mantener las extremidades pegadas al cuerpo denota cierto egocentrismo.

-La posición del nostálgico es igualmente de lado, con las piernas estiradas y los brazos totalmente separados del cuerpo extendidos al frente como en una necesidad de mostrarse tal cual son, o incluso de ofrecimiento. Las personas que duermen en esta posición son personas generosas y sociables, pero manteniendo un cierto grado de cinismo, crítica y suspicacia hacia los demás.

-La posición del soldado es tumbada boca arriba, con las piernas y los brazos estirados y pegados al cuerpo. Esta postura la adoptan al dormir las personas reservadas y reflexivas, tal vez tímidas, y poco amantes de las multitudes. Se trata de personas que no aceptan bien las novedades ni las sorpresas porque tienen la necesidad de mantenerlo todo bajo control.

-La posición de estrella también es tumbada boca arriba con las piernas estiradas y separadas y con los brazos levantados hacia la almohada rodeando la cabeza. Se trata de personas tolerantes y comprensivas dispuestas siempre a ayudar a los demás, convirtiéndose así en los mejores amigos.

-La posición de caída libre es una postura boca abajo, con las piernas estiradas y los brazos flexionados hacia arriba alrededor de la almohada. La cabeza permanece girada hacia un lado. Esta postura es la que adoptan las personas dinámicas, atrevidas, a veces con un punto de arrogancia y algo irascibles.

¿Qué me dices de ti?, ¿te sientes identificada?, ¿duermes en alguna de estas posturas o adoptas otra posición diferente y particular? Puedes reflexionar tranquilamente porque no todo está dicho en esto de la posición para dormir y su relación con la personalidad y las teorías siguen abiertas.