La manzanilla y sus millones de usos y beneficios como planta medicinal

Desde el estómago hasta el pelo o la piel

Laura D
Laura D Periodista

Desde bien pequeña cuando me dolía la tripa mi madre siempre me preparaba una manzanilla para calmar mi estómago. Y siempre funcionaba. La manzanilla es la infusión más socorrida cuando nos encontramos mal, estamos revueltos o no acabamos de hacer la digestión. Desde pequeños nos acostumbramos a ella y de mayores algunos siguen con la costumbre y otros pasan a aborrecerla eternamente. 

Sin embargo, en la mayoría de los casos no somos conscientes de la cantidad de propiedades con las que cuenta esta planta, también conocida como camomila. Contiene una sustancia llamada cumarina, que hace posible todos los beneficios que te vamos a contar a continuación. Toma nota de los numerosos usos de la manzanilla como planta medicinal. Desde calmar el dolor de estómago hasta cuidar e hidratar la piel o el pelo... Alucinante, ¿a qué sí?

Los increíbles beneficios de la manzanilla

+ Ayuda a la digestión

Una de las propiedades más conocidas de la manzanilla es que ayuda con las digestiones difíciles así como con los dolores de estómago y la acidez.

+ Contra la ansiedad

Ciertas plantas medicinales tienen un efecto relajante que reduce la ansiedad, los nervios y el estrés así como los problemas de sueño. Una manzanilla antes de dormir te ayudará a evitar el insomnio

+ Ayuda al sistema inmunitario

A la vez que nos tomamos una infusión de manzanilla para cuidar nuestro estómago, estamos protegiendo nuestro sistema inmunitario para ayudar a prevenir y curar resfriados y posibles infecciones.

+ Efecto antiinflamatorio

Esta planta medicinal ayuda a reducir la inflamación abdominal y los dolores procedentes de la regla

+ Calmar la zona genital

Como remedio casero, cuando tenemos inflamación en la zona anal o genital podemos utilizar baños de manzanilla templada para aliviarla gracias a este efecto antiinflamatorio del que hablábamos.

+ Para la salud ocular

Tanto si tenemos un orzuelo como una conjuntivitis, las propiedades de la manzanilla nos van a ayudar a calmar las molestias procedentes de nuestros ojos. Para ello, debemos hacer una infusión de manzanilla y dejarla enfriar hasta que esté templada. Después utilizaremos dos algodones (uno para cada ojo) y nos los pondremos encima de ellos durante 5 minutos. Es importante que no restriegues el algodón frotando los ojos (podrías empeorar aún más la situación) y que deseches este en cada uso. 

+ Cuidado de la piel

Si cuentas con una piel llena de granos o muy seca la manzanilla te vendrá muy bien para hidratar y calmar, así como para acelerar los procesos de cicatrización. El procedimiento que debes seguir es prepararte una infusión y dejarla enfriar hasta que puedas aplicártela por toda la cara. Después, déjala que se seque y repite el proceso varias veces a lo largo del día.

+ Pelo más brillante y voluminoso

La manzanilla –o camomila- contiene propiedades que podemos aprovechar para cuidar nuestro pelo de forma natural. Existen muchos productos de cabello que la tienen incorporada pero también podemos utilizarla directamente hecha por nosotros para lucirlo más brillante. Además, tiende a aclarar ligeramente el tono y, a la vez, repara el cabello dañado por el sol o las planchas.

Contraindicaciones de la manzanilla como planta medicinal

Por todos es sabido que la manzanilla es buena para todo aunque existen algunas contraindicaciones que debemos tener en cuenta cuando hacemos uso de ella. Te las contamos a continuación:

+ Deben tener especial cuidado las personas que tengan alergia o intolerancia a alguna planta que pertenezca a la familia de la manzanilla.

+ No es recomendable tomar más de tres infusiones de manzanilla al día.

+ Con respecto a los aceites esenciales de manzanilla no es aconsejable usarlos durante el embarazo, lactancia o con los más pequeños.

¿Y tú? ¿Alguna vez has hecho un uso medicinal de la manzanilla? ¡Comparte todos tus remedios naturales en los comentarios!