Temas de conversación frikis para no meter la pata con personas geek

Lista de temas que puedes sacar para caer bien de forma sencilla

Laura D
Laura D Periodista

Seguro que cuando escuchas la palabra friki rápidamente se te viene a la cabeza algunas personas consideradas como 'raras' o con aficiones un tanto inusuales. Lo mismo te ocurrirá con las personas geek, una palabra utilizada para referirse a aquellos apasionados por la tecnología, los ordenadores, la informática y los avances en estos ámbitos. 

A pesar de que hay quien utiliza estas palabras de forma despectiva para referirse a aquellos que tienen dichas aficiones, lo cierto es que por norma general los frikis o geeks se han convertido en un tipo de persona más. Todos tenemos en nuestra mente al adorable y divertido Sheldon Cooper (de la serie Big Bang Theory), aunque es probable que al tener una conversación con una persona así podríamos sufrir más de un dolor de cabeza. 

Puede parecer que hablar con estas personas es algo complicado pero, ¡nada más lejos de la realidad! En Diario Femenino vamos a echarte una mano con algunos temas de conversación frikis para no meter la pata con personas geeks y que sepas cómo defenderte ante sus argumentaciones, o incluso que se forme una bonita amistad. ¿Te animas? 

¿De qué podemos hablar con personas geek o frikis?

Créenos cuando te decimos que, una vez te adentres en la conversación, los temas irán saliendo solos uno tras otro. Pero, si no es así, aquí tienes una lista para llevártelos escondidos bajo la manga. ¡Apúntatelos todos! 

+ Entérate de qué es fan de verdad

Muchas veces calificamos a las personas geek como frikis porque son fans de la tecnología, los últimos avances, los videojuegos… ¿Tienes tú un grupo de música o una serie que te apasione hasta el punto de tener mil cosas sobre ello o habértela visto mil veces? Entonces podrás ponerte en su lugar perfectamente.

Ahora toca hablar del tema. Enterarte de qué es eso que le apasiona tanto es una forma, primero, de conocer a la persona y, segundo, de hacerle ver que te interesas por lo que a él le interesa. Ojo, esto no quiere decir que tú te vayas a hacer tan seguidora como él, simplemente que como no sabes qué le gusta hacer en su tiempo libre quieres que te lo cuente. Esto puede dar para una conversación muy larga, así que corta cuando quieras.

+ Si no sabes sobre el tema, pregúntale

Es posible que el tema del que nos hable nos suene a chino o que sepamos de él pero no con tanta profundidad como puede saber un fiel seguidor. Así que es momento de hacer preguntas para enterarte un poco más del tema. Como esto puede dar para largo y tendido vete a las partes que realmente te interesen para que la conversación sea enriquecedora y amena para ambos.

+ Hora de hablar de series y/o películas

Puede ser que la persona que tienes delante sea un apasionado de sagas o películas específicas que hablen sobre el tema y que tú hayas visto algunas de las películas. Aprovecha a comentar qué aspectos y cuáles no te gustaron y siéntete en la libertad de decir que no las has visto si no es así. En este aspecto, hay personas que suelen ofenderse cuando admites que algo no te ha parecido bueno pero siempre que lo hagas con respeto y de forma razonada, no tiene por qué haber una discusión. Al final, puede ser una buena forma de intercambiar puntos de vista. También es un buen momento para encontrar algunas series comunes sobre las que hablar.

+ ¿Y sobre las convenciones?

Existe una cierta curiosidad para los que no han acudido a ciertas convenciones tecnológicas o específicas de algún ámbito. Preguntar sobre qué se hace, cómo se enteran, con quién va acompañado te descubrirá también el grupo de amigos con el que se mueve.

+ El último avance y el futuro

Un tema que podrías mantener con cualquier persona pero que te dará para largo con alguien así. Hablemos de los últimos avances de la tecnología y de lo que creemos que se podrá llegar a hacer en el futuro. ¿Crees que podremos adivinar el pensamiento de la otra persona? ¿Volvernos invisibles? ¿Movernos por el aire? Los avances puedes ser muchísimos pero alguien muy metido en la informática, la tecnología o la programación sabrá con más exactitud qué futuro cercano puede haber o qué avances se han realizado ya. 

+ Recomendaciones de lectura

Los intercambios de títulos para leer –ya sean cómics, documentales o novelas- nunca están de más. Si ambos coincidís en la pasión por la lectura intercambiad títulos y recomendaciones porque, sin duda, podrá ser muy enriquecedor para los dos.

+ Hablemos del universo

Por la fantasía, el nivel de ciencia ficción o lo interesante del tema, da igual el motivo. El caso es que muchos geeks tienen un pensamiento muy desarrollado y profundo sobre el universo, el más allá y lo que hay tras la muerte. Te vas a quedar fascinada si tienes un nivel de confianza como para hablar de ello y seguro que te sorprenden con alguno de sus argumentos. Otro tema que puede dar para hablar largo y tendido… 

+ Los foros y las experiencias

En algunas ocasiones estas personas se mueven por foros y chats. Hablan, intercambian opiniones… Y es posible que se hayan encontrado de todo. De hecho, es fácil que en internet te encuentres de todo. Si lleva tiempo haciéndolo puedes preguntarle por sus experiencias en estos foros. ¿Se ha encontrado algo raro? ¿Ha tenido alguna mala experiencia? ¿Algo anecdótico que quiera recordar? No está mal que, por si acaso no ha vivido nada de nada, te lleves tú alguna anécdota cercana para contarle: "Te lo pregunto porque un amigo una vez… 

+ Ponte en su lugar

Si estás adentrándote en este mundo y todavía estás un poco perdida, la empatía puede ser tu aliada. Imagina, por un momento, que estuvieses en su lugar, acudiendo a una convención o participando en lo que él esté participando. Pregúntale qué deberías de hacer o cómo te mueves en esos ámbitos para poder hacerte más a la idea.

+ Elige siempre la sencillez y sé tú misma

En cualquier caso, y sea cual sea el tema que escojas, debes recordar que las personas geeks son completamente normales y no debes mirarlos como otra cosa. De hecho, no deberíamos ni tener que decirlo pero lo cierto es que podemos mirarles con cierto recelo. Esto no quiere decir que para llevarte bien con ellos tengas que mimetizarte completamente en el ambiente, puedes encajar perfectamente siendo tú misma. No te crees una máscara o una personalidad que no tienes, pregunta desde la sencillez y el respeto y, si alguna vez te echan en cara algo que has dicho, recuerda que lo estás haciendo desde el respeto porque es un mundo en el que nunca te has adentrado.

 

Si utilizas este tipo de 'armas' y comportamiento no tendrás que preocuparte de la imagen que estés dando y, al final, te sentirás a gusto compartiendo tiempo con estas personas. Pero debes tener en cuenta una cosa: al igual que tú tienes una forma de ser que, al menos por el momento, no quieres cambiar; ellos también tienen el mismo derecho y sus gustos y aficiones son tan válidas como las tuyas.