Temas de conversación para parejas a distancia: el amor a kilómetros

De qué hablar con tu chico/a cuando vive muy lejos de ti

Laura D
Laura D Periodista

Las relaciones de pareja son bastante complicadas de por sí, ¿verdad? Si a eso le sumamos unos pocos (o muchos) kilómetros de separación la cosa se multiplica exponencialmente. Mantener vivo el amor día tras día sin tener a la persona a la que quieres al lado cuesta, y cuesta mucho. Lo ideal es tener tanta confianza que podáis hablar de todo sin ocultar absolutamente nada pero, ¿cómo se llega a ese punto? 

Hay momentos en las relaciones a las que les separan kilómetros en los que ya no sabes ni de qué hablar. La rutina puede hacer que las conversaciones se vuelvan monótonas, aburridas, rápidas y poco profundas. ¡Tranquila! En Diario Femenino vamos a darte algunos temas de conversación para parejas a distancia para que podáis mantener viva la pasión, conocer del todo a tu pareja y que vuestro amor a kilómetros no se rompa aunque viváis en lugares muy diferentes.

De qué hablar con tu chico/a cuando está lejos de ti

Como te venimos diciendo lo mejor es tener la confianza de contar absolutamente todo pero, si te vas a sentir más segura, aquí te dejamos algunos temas de conversación que no deberían faltar en vuestro día a día.

+ El día a día

Para empezar a calentar motores en la conversación (y para ir conociendo cada vez más la vida de tu pareja y cómo reacciona ante ciertas situaciones) no se nos puede olvidar charlar sobre lo que nos ha sucedido en el día. Se trata de contar qué has hecho pero sin hacer un resumen breve quitando importancia a hechos que te hayan ocurrido. Es mejor que cuentes poco, pero que lo que sea pueda ser de interés. Por ejemplo, en lugar de decir "he ido a la oficina y después al gimnasio", puedes contar algo así como: "he tenido una reunión en la que he tenido que defender esto y lo otro, y después me han puesto una tabla nueva con estas rutinas en el gimnasio". 

+ Planes para el finde

Otro pasito más en la conversación es hablar sobre qué planes tenéis para el próximo fin de semana. Aunque sabemos que os morís por veros lo cierto es que tienes que preguntar no solo porque estés deseando que te diga "voy a verte" sino porque te interesa saber lo que haga con su tiempo libre.

+ Próximo encuentro

A raíz del punto que te acabamos de contar, lo que sí que podéis hacer es hablar de la siguiente vez que os veáis. Incluso empezar a imaginar la idea del próximo viaje o escapada que hagáis juntos. Además, aunque no sea un tema de conversación para tener todos los días, podéis hablar de vuestro futuro a largo plazo. ¿Habéis llegado a hablar alguna vez de quién se movería? ¿Cuándo daríais ese paso? Si bien es cierto que es una conversación que deba tener una pareja que lleva ya algún tiempo (y no una que acaba de empezar), no debes pasar por alto que son cosas que necesitan ser habladas. 

+ Recomendaciones a distancia

Si pedimos series y películas recomendadas a amigos, ¿cómo no lo vamos a hacer con nuestra pareja? La cosa es compartir o ver a la vez series, comentar lo que ha sucedido en los capítulos, buscar otras para verlas juntos… Si sois dos apasionados de las series y coincidís en gustos está conversación dará para largo.

+ Presta atención a sus problemas

Al igual que a ti también te gusta que te presten atención cuando tienes un problema o te sientes mal, recuerda que a los demás también. Tu pareja debe sentirse escuchada y comprendida, por eso es bueno aprovechar cualquier conversación que tengáis para preguntar sobre ese hecho que le preocupa, esa situación que tiene en casa o esa decisión que deba tomar. Por si fuera poco, eso fomentará que la confianza para hablar cualquier cosa crezca

+ Los amigos

Llevéis mucho o poco tiempo, conozcas a sus amigos o no, lo cierto es que nunca puedes dejar de preguntar por ellos. Hay varios motivos que lo explican. En primer lugar, la persona a la que le preguntas se sentirá escuchada para contar cualquier cosa que tenga que ver con ellos. En segundo lugar, estarás mostrando interés por conocer nombres y actitudes del grupo. Y, por último, también te dirá con qué tipo de gente se relaciona. 

Igual que preguntar por los amigos, también es recomendable hacerlo por su propia familia. Se trata de ir conociendo sus nombres, ir poniendo caras... Te ayudará mucho saber cómo son si aún no les conoces, o incluso tener algo más de información si ya les has conocido. 

+ Aprovecha para resolver dudas

Si hay algo que te preocupa realmente en esta relación, las conversaciones telefónicas (y no el WhatsApp) son una buena manera de hablarlo. Aprovecha a sacar temas que te preocupan y no cuelgues el teléfono hasta que hayáis llegado a una buena conclusión que os convenza a los dos.

+ Comentad la actualidad

Puede parecer una tontería pero no lo es. Una pareja que se ve para cenar es muy posible que acabe comentando alguna noticia que haya sucedido en el día. Así se pueden intercambiar puntos de vista, conocer cómo piensa la otra parte, discutir, estar de acuerdo… Es una forma de conocerse día a día. Estar a distancia no significa no poder hacer esas cosas. Comenta la noticia del día y da tu opinión, pregunta qué opina y hablad sobre ello. Es posible que dé para más de lo que piensas…

De qué hablar con tu pareja cuando vive lejos de ti

+ Discute

A ver, no te estamos animando a que le tires los trastos a la cabeza a tu pareja, solo te estamos diciendo que en las relaciones a distancia también existen discusiones y son sanas. Si por el echo de que tu pareja está lejos evitas a toda costa discutir, te acabarás tragando las cosas y eso acabará en una bola enorme que algún día explotará. Así que lo mejor es hablar las cosas pero, eso sí, no cuelgues sin tener la sensación de que está arreglado. Y, si lo haces, que sea para calmarte y volver a hablar de nuevo. 

+ Cuidado con el WhatsApp a todas horas

En este punto hemos llegado al momento en el que te recordamos que el WhatsApp ha hecho mucho daño en las relaciones de pareja. Si eres de las personas que se pasa el día completo en contacto con su pareja vía chat instantáneo es posible que, llegado el momento de hablar por teléfono, tengas la sensación de que no tienes mucho que contar. Lo recomendable es intentar distanciar las conversaciones de WhatsApp o que se acaben. Recuerda: puedes echar de menos. 

+ Añade diversión

Una buena conversación puede finalizar de la forma más divertida que te puedas imaginar. Ponte pincantona al teléfono, vacila, tontea un poquito... Y, a partir de ahí, déjate llevar hacia lo que surja. Te aseguramos que esto hará que vuestras conversaciones telefónicas se reaviven como nunca. 

Tengas la conversación que tengas debes tener en cuenta que no todos los días vais a poder hablar 2 horas por teléfono. Habrá días que estéis más cansados o más ocupados y la conversación se reduzca a unos minutos y otros que os tiréis más tiempo. No hay que llevarlo contado al milímetro. Además, no está mal que de vez en cuando innovéis y, en lugar de hablar por teléfono, hagáis una videollamada y os veáis las caras.