Cartas de amor a mi sobrina o sobrino: palabras con cariño de su tía

Bonitas misivas para demostrar tu amor a tus sobrinos

Laura García
Laura García Periodista

Tener sobrinos es uno de los mejores regalos que te puede dar la vida. No sabes lo que es hasta que los tienes enfrente de ti y eres la persona más feliz del mundo. Es una sensación inexplicable cómo se te acelera el corazón cuando le coges en brazos por primera vez, llora o cuando, pasados unos años, oyes por primera vez la palabra 'tía' de su boca, mirándote con ojos brillantes y acompañándola de una sonrisa.

Como tías tenemos la responsabilidad de ejercer como tal, comprenderles, jugar mucho con ellos, quererles y darles buenos consejos. No somos sus padres pero el papel de una tía es igualmente importante por esa misma razón. Tenemos que recordarles que vamos a estar ahí siempre que lo necesiten y que, de hecho, hemos estado desde el momento en el que nacieron.

Por eso, te proponemos que les dejes un recuerdo realmente bonito y les refresques todo esto a través de varias cartas de amor a tu sobrina o tu sobrino. Quizás te apetezca escribir una a tu futuro sobrino para que la lea en unos años, o mejor regalársela aprovechando la fecha de su cumpleaños... ¡el motivo da igual! Lo importante son las palabras con cariño de su tía que contenga. Siempre está bien personalizarlas con anécdotas que hayáis vivido juntos, con cosas personales entre él o ella y tú pero, por si te sirve de inspiración, a continuación te dejamos algunas misivas que hemos escrito para ello.

Preciosa carta para mi futuro sobrino

Querido futuro sobrino o sobrina,

No has nacido y siento que ya te quiero. No te he tenido en brazos y siento que ya tengo cosas que contarte como tía. Es una sensación maravillosa cuando alguien te dice: "¡vas a ser tía!" y vas viendo crecer esa tripa mes a mes, aunque en realidad también te invaden los miedos y las inseguridades. No sabes si lo harás bien, te da miedo no estar a la altura, equivocarte… Fíjate, no has nacido y ya estoy llena de terrores. No me quiero imaginar cómo estarán tus padres, así que ahí va mi primer consejo: ten un poco de paciencia con ellos

Sin embargo, como no sé qué sucederá cuando vengas al mundo solo puedo prometerte una cosa: te voy a cuidar muchísimo. Y lo voy a hacer lo mejor que sepa. Te prometo que intentaré enseñarte un mundo bonito pero también real, ¡no te voy a engañar! Habrá cosas que no te gusten o quizás incluso que te hagan un poco de daño pero tu tía estará siempre para intentar ayudarte a ver el vaso medio lleno, la forma positiva y, sobre todo, para enseñarte a aprender una lección de todo aquello que te suceda. ¡Nunca vas a estar solo en el camino!

Tengo que decirte algo: la vida no es un camino fácil. Habrá momentos en los que te creas en contra de todo el mundo, incluso de tu propia familia. Pero debes tener claro que nosotros siempre querremos lo mejor para ti, aunque a veces podamos equivocarnos. Habrá gente que te decepcione y gente que te demuestre mucho y en eso, precisamente, consiste vivir. Vas a ver lo apasionante que es cuando aprender a hacerlo.

Querido sobrino/a, ¡te esperamos con los brazos abiertos! Esta familia necesita de la alegría que seguro que traerás, te la sonrisa inocente, de tus pequeñas manitas y de los detalles más insignificantes que a veces se nos pasan por alto. ¡Te necesitamos! Deseando que llegues ya, se despide,

Tu tía.

Carta para mi sobrino o sobrina recién nacido

Querido 'pitufillo',

Hace apenas unos días que llegaste al mundo y la verdad es que parece que llevas entre nosotros toda la vida. ¡Qué fuerte! No es la primera vez que oigo esa expresión. De hecho, la había oído más veces y nunca me había dado cuenta de que podía ser tan real. ¿Cómo hemos vivido hasta ahora sin que tú estuvieras?

Desde hace unas horas parece que el silencio tiene un valor especial y que cuando lloras, todo lo demás tiene menos importancia. Nos da la sensación de que eres frágil aunque ya has empezado demostrando que vas a ser muy, muy fuerte. Porque en esta familia de otra cosa no, pero de fuerza para sobreponernos a las cosas malas estamos sobrados.

El día que leas esta carta, ¡alucinarás! Yo, escribiéndote esta carta con tan solo unas horas de vida y ahora tú, leyéndolo cuando ya habremos pasado muchas anécdotas y momentos juntos. Quiero que sepas que, como tía, me enfadaré cuando me tenga que enfadar. Te diré lo que está bien y lo que está mal pero también te animaré a dar los pasos que no te atreves por miedo o vergüenza y estaré ahí para cuando algo falle o no vaya bien. Por supuesto, también para celebrar cada uno de tus logros.

Estoy segura que esas manitas que ahora son tan pequeñas serán capaces de construir grandes cosas (y no tienen que ser materiales necesariamente), serán capaces de acariciar y abrazar cuando sea necesario. Al igual que estoy totalmente segura de que esa cabecita que ahora parece tan frágil será capaz de imaginar, crear y planificar maravillas que nos dejarán a todos con la boca abierta.

Querido sobrino, ¡bienvenido al mundo! Te vamos a querer y cuidar mucho y, sobre todo, vamos a querer que seas muy, muy feliz.

Carta para mi sobrino o sobrina por su cumpleaños

Querido sobrino,

Hace ya unos cuantos años que me alegras la vida cada día. Pero no solo a mí, a toda la familia. Los abuelos, mamá y papá, los primos… ¡a todos nos cambió la vida desde el día en que naciste! Nos has regalado momentos inolvidables pero a mí, como tía, me has cambiado la vida por completo.

Recuerdo el día que me cogiste la mano por primera vez o el que salió por tu boca la palabra 'tía', seguida de una sonrisa. Y ahora eres tan mayor que eres capaz de contarme lo que sientes, reírte y hacerme reír, abrazarme y tener detalles conmigo que me hacen muy, muy feliz.

Ser tu tía me ha hecho cambiar y darme cuenta de que las cosas que más feliz te hacen son las más insignificantes. No te imaginas la cantidad de veces que he tenido un mal día y me ha cambiado por completo después de verte o la ilusión con la que he preparado tu fiesta de cumpleaños desde unos cuantos días antes.

Hoy, en el día de tu cumpleaños te quiero dar un consejo: ¡la vida pasa rapidísimo! Parece que fue ayer cuando empezabas a andar y gatear ¡y mira ahora! Así que aprovecha cada momento, disfruta, juega, ríete, estudia y sé feliz, porque es lo más importante. Te deseo que en cada uno de tus cumpleaños, según vayas cumpliendo años y vaya pasando el tiempo, eches la vista atrás y sonrías por todo lo que has disfrutado "esa cifra". Que tengas el pensamiento de que no podría haber sido mejor y de que has aprendido lecciones que recordarás siempre. 

Y no olvides que nunca, nunca me voy a ir. Vas a poder contar con tu tía siempre que lo necesites, a cualquier hora y por cualquier motivo.

Te quiero.

¿Con cuál de estas cartas de amor a tu sobrina o sobrino te quedas? ¡Son geniales! 

Puedes leer más artículos similares a Cartas de amor a mi sobrina o sobrino: palabras con cariño de su tía, en la categoría de Cartas de amor en Diario Femenino.