La leyenda mexicana de La Llorona (en sus diferentes versiones)

La historia de una mujer desesperada por encontrar a sus hijos

Tamara Sánchez

Leyendas mexicanas. La Llorona

Mexico es un país rodeado por un gran halo de mitos y leyendas. Sin embargo, si hay una en especial que le caracteriza es la leyenda de La Llorona. Se trata de una de las narraciones más populares en el territorio azteca y aunque cuenta con diferentes versiones (las cuales han ido dando la vuelta al mundo a lo largo de la historia), todas ellas coinciden en tener como protagonista a una mujer misteriosa y espeluznante que vaga por las calles en busca de sus hijos perdidos.

¿Te animas a descubrir con Diario Femenino las distintas historias que se esconden detrás de La Llorona? La intriga está asegurada…

Leyenda mexicana de La Llorona: su versión más conocida

En el México Colonial vivía una mujer indígena increíblemente bella la cual se enamoró perdidamente de un caballero español con el que tuvo tres lindos hijos. La mamá se volcó por completo en sus retoños y en su amor por este hombre español quien, al contrario, no hacía otra cosa más que rehuirla.

Se mantenía distante y la esquivaba en cada ocasión. Las malas lenguas decían que el verdadero motivo de su distanciamiento tenía su fundamento en el temor al ‘qué dirán’ puesto que él era miembro de la alta sociedad y el nexo de unión con una indígena podía llegar a afectar a su estatus.

Ella insistía e insistía y él la eludía y evitaba. Así pasaron días y días hasta que el hombre decidió dejar a la indígena para casarse con una prestigiosa dama española de alta sociedad.

Al enterarse de su traición, la hermosa mujer perdió completamente el juicio hasta el punto de que su dolor y desesperación la condujeron a cometer una verdadera locura. Cogió en brazos a sus hijos, los llevó a orillas del lago de Texcoco, los abrazó fuertemente transmitiéndoles todo el amor que sentía por ellos y los hundió hasta ahogarlos.Tras darse cuenta de lo que acababa de hacer, no pudo soportarlo y ella misma se quitó también la vida.

Desde ese día, se dice que el alma de esta mujer no logra descansar y cada noche deambula vestida totalmente de blanco por las calles solitarias cerca del lago en busca de sus tres hijos. La mujer llora, gime y grita: “¡Ay mis hijos!” y sus lamentos de dolor retumban en todo el pueblo…

La Llorona y su versión más triste

La verdadera historia de La Llorona: mujer fantasmal

En esta otra versión de La Llorona, esta mujer también aparece representada con un vestido blanco, con el pelo muy largo y un aspecto fantasmal. También llora de dolor por sus hijos, aunque el motivo es muy diferente.

Se cuenta que La Llorona tenía un enamorado, pero su relación se había visto frustrada debido a que la muerte la había sorprendido de manera totalmente inesperada. Al morir la mujer, el hombre quedó tan triste que empezó a descuidarse, primero a él y después a sus tres hijos.

A pesar de tener un padre los niños parecían huérfanos y, por ello, cada noche La Llorona regresaba del más allá para cuidarlos buscándolos desesperadamente a través de sus gritos y lamentos.

La Llorona y su historia original

Como puedes comprobar, las versiones de la leyenda mexicana de La Llorona son infinitas y en cada parte de Mexico creen más en unos relatos o en otros. No obstante, la mayoría coincide en conectar la historia original con el mundo prehispánico. Según esta versión, La Llorona se ubicaría aproximadamente una década antes de la llegada de los conquistadores españoles a Mexico allá por el 1521.

Según Fray Bernardino de Sahagún (misionero franciscano cuyas obras han sido de mucha utilidad para reconstruir los hechos del antiguo Mexico) los indígenas le aseguraron haber visto y escuchado a una mujer con aspecto fantasmal que por las noches se paseaba por las calles gritando: “¡Hijitos míos, tenemos que irnos lejos!” o “¡Hijitos míos, ¿a dónde os llevaré?”. Estos gritos eran un intento de advertir a los nativos acerca de la masacre que en breves iba a suceder con la llegada de los conquistadores españoles.

Otras versiones de La Llorona

Distintas versiones de La Llorona

Otro de los significados que se le atribuye a esta mujer es el de “la traidora”. Según el historiador mexicano Efraín Franco Frías, en la época colonial (1521-1821), comenzó a cobrar fuerza la leyenda de que La Llorona era una indígena conocida como “Malinche” la cual a la llegada del ejército español se convirtió en amante del conquistador Hernán Cortés.

Con él tuvo un hijo, pero al tiempo, cuando Cortés regresó a España, este se lo arrebató sin que ella hiciera absolutamente nada por impedirlo. Ni sus lamentos consiguieron que ella pudiera volver a ver a su vástago.

Malinche significa precisamente traidora y los indígenas veían en La Llorona la personificación de la traición y un símbolo de la maternidad triste, ofendida y humillada.

Sea cual sea la verdadera historia de La Llorona, lo cierto es que todas ellas reúnen un punto en común: el dolor desgarrador de una madre que ha perdido a sus hijos. Una madre cuyo llanto es tan sumamente intenso que con el paso del tiempo se ha convertido en leyenda.

¿Y tú? ¿Habías escuchado alguna vez la leyenda de La Llorona? Recuerda que en Diario Femenino puedes leer muchas más leyendas mexicanas.