La leyenda de la mariposa azul: el poder está en tus manos

Una leyenda oriental que te ayudará a recuperar el control de tu vida

Laura Sánchez

La leyenda de la mariposa azul:

Son cuentos, son mitos, son leyendas, pero esas historias milenarias que nos llegan de oriente contienen una gran sabiduría que nos puede ayudar en nuestro día a día a entender la felicidad. En este caso hablamos del poder, de mujeres empoderadas si quieres, pero de ese poder que tiene uno mismo sobre su propia vida. Descubre en la leyenda de la mariposa azul que tu vida está en tus manos.

Conoce la misteriosa leyenda de la mariposa azul

Las protagonistas de esta preciosa leyenda oriental son dos niñas curiosas e inteligentes que siempre querían encontrar una respuesta. Ante la imposibilidad de su padre por satisfacer su curiosidad, las envió con el anciano más sabio del lugar. Él siempre tenía la respuesta correcta.

Las niñas aprendían mucho con el anciano, pero un día decidieron ponerle a prueba, ponerle en un aprieto y que no supiera qué responder o que se equivocara. Así, una de las niñas atrapó una mariposa azul. Su hermana le preguntó qué se proponía hacer y ella le contó su plan.

+ Voy a ir donde el anciano con la mariposa guardada en mi puño. Le preguntaré si la mariposa azul está viva o muerta. Si dice que está muerta, abriré la mano y la mariposa se irá volando; si dice que está viva, apretaré bien fuerte y la mariposa morirá en mi mano. Diga lo que diga se equivocará.

Con esta intención se acercaron al anciano y le preguntaron si la mariposa azul estaba viva o muerta. Y el anciano, una vez más, encontró la respuesta correcta:

+ Depende de ti. Ella ahora está en tus manos.

La leyenda de la mariposa azul

Tu vida está en tus manos según la leyenda de la mariposa azul 

Con esta leyenda, la sabiduría oriental nos arroja un poco de luz sobre un asunto que cada vez preocupa más en nuestra sociedad. A veces nos da la sensación de que no tenemos nada bajo control, que no decidimos nosotras, sino la vida o los demás. Otras veces responsabilizamos a los demás de lo que nos ocurre, o al propio karma. Y, en definitiva, no nos sentimos dueños de nuestro destino.

Pero no es cierto. Esta leyenda te enseña que tu vida está en tus manos, que tú decides, que el poder lo tienes de tú, que tú eliges cómo vivir tu vida, que tú eres dueña de tu felicidad. Abre tu mano y deja que la mariposa azul vuele libremente, pero vuelve a cerrarla y no dejes que se te escape ni un segundo de tu vida. Porque ahora la riendas las llevas tú.