Casada y enamorada de otro: ¿qué puedo hacer ante esta situación?

¿Dejar a tu pareja u olvidarte de ese enamoramiento?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si recuerdas el día de tu boda seguro que te viene a la cabeza la ilusión no solo de ese momento especial sino de todo el proyecto de futuro que habías planeado junto a tu pareja. Y ahora, pasado un tiempo, te encuentras casada y enamorada de otro. ¿Qué ha pasado?, ¿cómo es posible?, ¿has dejado de amar a tu pareja o quieres a dos hombres a la vez? Las preguntas se agolpan en tu cabeza, pero la que más resuena es sin duda, ¿qué puedo hacer ante esta situación?

Por qué te enamoras de otro cuando estás casada

Lo cierto es que puedes hacer muchas cosas cuando estás casada y enamorada de otro hombre, pero lo primero que deberías hacer es ordenar en tu mente todo lo que está ocurriendo. Y para hacerlo te resultará de mucha ayuda saber por qué te has enamorado de otro hombre cuando estás casada.

+ Algunas relaciones de pareja se fortalecen con el tiempo, pero otras se desgastan. Si no se cuidan bien, si tu pareja no es como esperabas, si tu pareja cambia o cambias tú, si no hay una base sólida, si la rutina ha vencido a vuestra historia de amor...

+ La incompatibilidad en la pareja no se ve al principio, se ve con la convivencia y el paso del tiempo. Y, para qué nos vamos a engañar, algunas diferencias son irreconciliables.

+ Todas las parejas tienen crisis y no siempre se superan. Los motivos pueden ser variados, pero si en estos momentos estás desgastada por una crisis de pareja es más fácil que te fijes en otros hombres.

+ El matrimonio puede resultar muy satisfactorio o muy decepcionante. Las relaciones de pareja no siempre cumplen las expectativas que tenías, a veces no llegan y a veces se pasan.

+ Es frecuente en las relaciones que solo uno de los dos se dedique a cuidar de la relación. La otra persona se queda como esperando a que el amor siga vivo por obra y gracia del espíritu santo o de la otra persona. Y cuando solo uno de los dos tira del carro de la relación, es normal que esa persona se agote y quiera un cambio. El cambio, por supuesto, puede venir en forma de enamorarse de otra persona.

+ Puede que te hayas casado muy enamorada pero de ese amor no queda nada. ¿Por qué? Sigue leyendo.

Diferencias entre amor y enamoramiento

Resulta que no es lo mismo estar enamorada de una persona que amar a esa persona. En serio, son situaciones o términos que tomamos como iguales pero que son muy diferentes, sobre todo por los tiempos. Porque el amor no llega el primero, llega después del enamoramiento.

Más o menos el proceso es así: tú te enamoras de alguien, piensas que es el hombre perfecto y la pareja ideal, piensas todo el día en él, tienes mariposillas en el estómago, hablas a tus amigas de él todo el tiempo y esa persona se convierte en una energía gigantesca que te hace sentir fuerte, poderosa y muy, muy feliz. Eso es el enamoramiento, eso es estar enamorada y, como ya habrás comprobado en más de una ocasión, se pasa.

El enamoramiento es una enajenación mental transitoria que solo se cura con el tiempo. A veces también ayuda mucho la decepción cuando se te cae la venda de los ojos y no reconoces en tu pareja a la persona de la que te enamoraste. Pero otras veces, la venda se cae y sigues viendo al hombre no perfecto pero sí ideal para ti. Cuando el enamoramiento se pasa, o da lugar a la ruptura o da lugar al amor.

El amor es un sentimiento más pausado y tranquilo que el enamoramiento. Ahora que se ha pasado el torbellino de emociones de cuando estás enamorada, puedes ver a tu pareja tal y como es, con sus defectos y sus virtudes y, en plenas facultades mentales, decides que sí quieres compartir tu vida con esa persona. Que la apoyas, que la respetas, que la valoras. Eso es el amor.

¿Qué hacer si te enamoras de otro hombre?

Entonces, ¿amas a tu marido? Piensa si sigues apostando por él y por vuestra relación y tu enamoramiento es algo puntual que no vale tanto como para romper tu pareja.

Cuando estás casada y te enamoras de otro hombre te toca reflexionar. No dudes en tomarte unos días para ti sola, hacer un viaje a un lugar tranquilo y poder pensar sin interferencias. Visualiza tu vida, visualiza tu futuro con tu pareja y también con el hombre del que te has enamorado.

Tu relación bien merece una mirada al pasado. ¿Merece la pena tirarlo todo por la borda por un enamoramiento? Al responder a esta pregunta recuerda que el enamoramiento es engañoso y no te deja conocer a fondo a esa persona. Y valora también lo que tu marido significa para ti. Puede que le sigas amando, pero también puede ser que tu matrimonio estuviera roto de hace tiempo y por eso tu corazón ha saltado con el nuevo amor.

¿Hay algún problema de pareja que detectes claramente? Si es así, tal vez se pueda solucionar, o tal vez no te interese seguir intentando que tu relación siga adelante. Es que esta decisión depende solo de ti. No depende de ti y de tu enamorado, ni depende de ti y de tu marido, depende solo y exclusivamente de ti. Recuerda eso.

También es muy importante que pienses con claridad, ¿qué ocurriría si me divorcio? Piensa en todos los detalles, aunque te parezca frívolo mezclar lo mundano con ese enamoramiento que te abrasa por dentro. ¿Estás preparada para las consecuencias de una ruptura de pareja?

Las opciones que tienes cuando te enamoras y estás casada

Pero sabemos que por más vueltas que le des no vas a encontrar la señal divina que esperas para que te ayude a decidir. Esto no es una guerra entre la cabeza y el corazón, es un conflicto interior en toda regla y tienes que decidir cómo quieres que sea tu vida. ¿Sabes qué opciones tienes?

+ Puedes dejar a tu pareja y lanzarte a vivir tu enamoramiento. Al principio te sentirás fuerte, podrás con todo y la felicidad te dará toda la energía que necesitas. Más adelante... Nadie sabe lo que pasará.

+ Puedes dejar a tu pareja y olvidarte de tu enamoramiento. Porque este conflicto vital que estás atravesando suele ser la señal que indica que necesitas estar un tiempo a sola, independiente y conociéndote a ti misma.

+ Puedes ser infiel a tu pareja y disfrutar de ese otro hombre del que estás enamorada. No vamos a contarte aquí todo lo que implica vivir en una mentira y engañar a tu pareja porque seguro que o lo sabes o te lo imaginas. Es complicado y agotador.

+ Espera, porque hay otra alternativa, pero para llevarla a cabo necesitas a tu marido. ¿Habéis pensando en tener una relación abierta o probar con el poliamor? De esta forma no estarías engañando a nadie, pero hay que reconocer que no todo el mundo está preparado para compartir su amor con terceras personas y que es un camino aún inexplorado.

Y ya no te quedan más opciones donde elegir. Pero te pedimos por tu bien, por el de tu enamorado y por el de tu marido, para que nadie sufra más de lo necesario, que tomes una decisión cuanto antes. No alargues esta situación en la que los tres os encontráis en tierra de nadie y en una indefinición que no os beneficia a ninguno.

Puedes leer más artículos similares a Casada y enamorada de otro: ¿qué puedo hacer ante esta situación?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.