Cuando tú quieres divorciarte pero tu marido no (qué hacer)

La guerra de un divorcio sin acuerdo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Que no todos los matrimonios son para toda la vida lo sabemos. Lo que no sabemos muy bien es qué pasa cuando tú quieres divorciarte pero tu marido no. ¿Tendrás problemas legales? ¿Tendrás que quedarte para siempre viviendo en una relación que te hace infeliz? Sin duda, es un problema que tu marido no acepte el final del matrimonio, pero no te preocupes, porque si lo que quieres es divorciarte, podrás hacerlo le guste a él o no.

¿Estás segura de que quieres divorciarte?

Pero antes de buscar soluciones a este conflicto que ya no forma parte de los problemas de pareja, sino de los obstáculos que te pone tu expareja, queremos asegurarnos. ¿Estás segura de que quieres divorciarte? No conocemos tus motivos y cada relación es un mundo pero merece la pena pararse un segundo más a pensar (otra vez) si el divorcio es la única solución.

Lógicamente, si te has enamorado de otra persona, no hay más que hablar. No es algo que puedas compaginar con un matrimonio feliz. Tampoco si ha habido faltas de respeto o violencia en la relación. Aquí no hay dudas, la separación es la mejor y la única opción. Pero es que la mayoría de las separaciones se producen por discusiones continuadas en la pareja, incompatibilidades o simple desgaste de la relación. Y, por eso, queremos hacerte una pregunta.

¿Qué necesitarías para que tu matrimonio saliera adelante? Tal vez más comunicación, que tu marido fuera más atento o menos asfixiante, que hicierais más planes juntos o que tuvierais más espacio propio. ¿Qué tendría que pasar para salvar esta relación? ¿Es posible? No estaría de más que le plantearas estas preguntas a tu marido porque a veces un matrimonio casi roto se arregla con una buena terapia de pareja.

Y otras veces no. Otras veces tienes muy claro que ese no es tu sitio, que no quieres estar con esa persona, que quieres otro tipo de vida. Y punto. Tú decides, al único que tienes que dar explicaciones es a tu marido. Por cierto, ¿sabe tu marido que estás pensando en divorciarte? Porque no queremos que le pille por sorpresa o sin la posibilidad de hacer algo para no llegar al divorcio.

¿Puedes divorciarte si tu marido no quiere?

Seguramente ya lo has hablado con tu marido un millón de veces, ya le habrás comentado lo que te molesta de la relación y lo que necesitas cambiar y la respuesta ha sido nula o del todo improductiva. Entonces adelante, es hora de tomar la decisión independientemente de lo que tu marido quiera.

Si ves que tu marido te pone impedimentos o directamente no acepta la ruptura, será mejor que consultes a un abogado lo antes posible. La situación es complicada en cualquier divorcio, pero cuando una de las dos partes no quiere hacerlo, la guerra es inevitable. Prepárate lo mejor posible.

Pero ten muy clara una cosa. Puedes divorciarte aunque tu marido no quiera. No es necesario el consentimiento de las dos partes para un divorcio. Con que lo solicite una persona es suficiente. Ahora bien, sin ese consentimiento de la otra parte, lo que se impide es el divorcio de mutuo acuerdo y eso no va a evitar que te divorcies, pero sí va a aumentar el coste, el tiempo y el sufrimiento.

¿Qué es lo que ocurre cuando tu marido no quiere divorciarse? Que en lugar de decidir vosotros los términos del divorcio los decidirá un juez. Otra persona decidirá el cómo, pero nunca el qué, es decir, si tú quieres divorciarte, antes o después tendrás tu divorcio. La oposición de tu marido impide el llamado divorcio express y, por supuesto, ese sueño de todas las parejas de un divorcio amistoso, pero no puede impedir tu decisión.

Por qué tu marido no quiere divorciarse

¿Y si tratas de convencer a tu marido de que el divorcio es la mejor solución? Es casi una pregunta retórica porque suponemos que a estas alturas del desacuerdo la comunicación, si la hay, no es muy productiva. Tal vez te sirva de algo tratar de entender por qué tu marido no quiere divorciarse, porque puede tener varios motivos.

Puede que no quiera divorciarse porque él no ha dejado de amarte ni de creer en vuestra relación. Tal vez no ha querido ver las señales de desencanto o las quejas directas, pero si aún te quiere, lo lógico es que no quiera divorciarse. Que no te extrañe tampoco si sus motivos para no querer el divorcio no tienen nada que ver con el amor.

Algunas personas llevan mal que otros tomen decisiones. Si tu marido ha llevado el control de la relación todo este tiempo, es lógico que no acepte que tú has cambiado, que has tomado las riendas de tu vida y que ahora, sobre tu vida, decides tú. Y que sea lógica su reacción no quiere decir que sea aceptable. Sigue adelante.

Seguramente, las dudas te compliquen tu decisión de romper el matrimonio si tu marido dice que no quiere divorciarse por los hijos. El eterno debate de no divorciarse por los hijos que la mayoría de las veces es una tapadera de un chantaje emocional. Vamos a dejarlo claro de una vez por todas y así se lo puedes hacer ver a tu marido.

Tus hijos no necesitan a su padre y a su madre en la misma casa con una relación destruida. Tus hijos necesitan crecer en un ambiente de amor, necesitan que les quieran, en una casa y en otra, no hace falta que sea en el mismo salón. Tus hijos no necesitan crecer en una familia unida físicamente pero distanciada emocionalmente. Tus hijos no necesitan discusiones constantes ni faltas de respeto entre sus padres. Tus hijos lo que necesitan es crecer en un hogar sano y alejados de un modelo de relación tóxica. Por su bien, por su futuro.

Qué hacer si tu marido no quiere divorciarse

Aclarados todos los puntos, es el momento de dar el paso. Si te estás preguntando qué debes hacer si tu marido no quiere divorciarse, la respuesta es clara: sigue adelante. Sigue adelante con tu decisión y con tu divorcio. Pero como su negativa implica tormenta, asegúrate de contar con un buen asesoramiento legal en temas económicos, custodia y reparto de bienes.

No descartes la posibilidad de ir a un psicólogo. Antes, durante y después de un divorcio vas a necesitar toda la ayuda posible. Y en el caso de los procesos de divorcio conflictivos, el desgaste emocional es aún mayor. Antes del divorcio, el psicólogo puede ayudarte a estar más segura de tu decisión y a seguir adelante. Durante el divorcio, necesitarás todas las fuerzas emocionales para no quedar destruida en esta guerra. ¿Y después? Después del divorcio, se abre una nueva etapa para ti y la intención es que en esta nueva etapa seas mucho más feliz.

Y, por supuesto, tampoco descartes la comunicación con tu marido o exmarido en cualquier momento del proceso. Tal vez se decida a ver la realidad, cambie de perspectiva o descubra que su actitud es la equivocada. Tal vez en algún momento decida que es mejor una ruptura de mutuo acuerdo.

¿Y tú? ¿Quieres divorciarte pero tu marido no? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Puedes leer más artículos similares a Cuando tú quieres divorciarte pero tu marido no (qué hacer), en la categoría de Pareja en Diario Femenino.