Bellos poemas del Día de la Independencia de México y su interpretación

Poesías que tratan sobre el día de la liberación mexicana con explicación

Azucena Zarzuela

Agendas en mano. Toca señalar para no olvidar y, sobre todo, conmemorar el Día de la Independencia de México. Cada 16 de septiembre estamos de fiesta para celebrar el fin del dominio español sobre tierras mexicanas, que ha quedado escrito en la Historia con pocas luces y muchas sombras. Y Diario Femenino quiere ser agente activo en esta fiesta, por lo que aquí va nuestro regalo en forma de un pequeño recopilatorio de bellos poemas del Día de la Independencia de México y su interpretación sacadas de las tintas más ingeniosas y célebres de las letras. Pero antes, repasemos los acontecimientos que ahora agasajamos... ¿Preparada? ¡No pierdas detalle! 

Historia sobre el Día de la Independencia de México

El 16 de septiembre, desde 1810, los estados mexicanos se engalanan para festejar su día más grande de todo el año, su Independencia. Llega, puntal a su cita, la Fiesta Patria, donde el folclore se apodera de las calles, de las plazas y de las casas. El color lo inunda todo. Es el momento de recordar a los héroes que alcanzaron la libertad para todo un pueblo. Las comidas típicas regionales son las autenticas protagonistas sobre las que se reúnen los familiares y amigos. Y la música no deja de sonar.

Y todo ello, año tras año, bajo el famoso 'Grito de Independencia' o 'Grito de Dolores'. Tan alto y constante ha sonado en la Historia que ha cruzado las fronteras y ha llegado a todos los rincones del planeta. Los mexicanos emulan la noche en la que el cura Manuel Hidalgo y Costilla, considerado padre de la patria, increpó a los feligreses del pueblo de Dolores a levantarse en armas. Desde entonces, el grito es uno de los distintivos y símbolos de los mexicanos. Y hasta Google decidió en 2008 participar de la fiesta. Desde entonces un doodle celebra en la efeméride la Independencia de México.

Sin embargo, no hay victoria sin sangre. La independencia de México fue la consecuencia de un proceso político y social largo, que solo pudo ser resuelto con las armas. Los hijos de estas tierras pelearon y dieron su vida para acabar con el dominio español en la mayor parte de los territorios de Nueva España. Los libros de texto recogen muchos alzamientos de los criollos, conjuras e intrigas a lo largo de no pocos años para alcanzar la ansiada independencia del yugo español. Pequeñas victorias y muchos fracasos. Hasta 1810, cuando la suerte cambió de bando.

Fue entonces cuando los conspiradores de Querétaro, al verse descubiertos agarraron las armas el 16 de septiembre para pelear con indígenas y habitantes del pueblo de Dolores (Guanajuato), convocados por el cura Miguel Hidalgo y Costilla. A partir de entonces el movimiento independentista pasó por varias etapas. José María Morelos y Pavón fue quien dio a los insurgentes un marco legal propio tras convocar a las provincias independentistas a formar el Congreso de Anáhuac. El camino ya estaba hecho. Y solo faltaba andarlo. Pero muchos aún caerían por el trayecto.

Con la llegada de la Constitución de Cádiz, de carácter liberal, a España, cada vez crecían más voces criollas monarquistas que decidían dar apoyo a la independencia de Nueva España. Los conspiradores encontraron así nuevos apoyos. Agustín de Iturbide dirigió el brazo militar sumándose a las fuerzas de Vicente Guerrero. Ambos proclamaron el Plan de Iguala, que llamó a la unión de todas las fuerzas insurgentes y sumó a sus filas a la aristocracia y al clero de Nueva España. Al fin, la Independencia de México se consiguió el 27 de septiembre de 1821.

Pero no estaba escrita aún la última palabra. La reconquista consiguió a sus seguidores. Varios fueron los intentos, pero ninguno alcanzó el éxito y España reconoció la independencia de México en 1836, tras el fallecimiento del Rey Fernando VII.

4 grandes poemas del Día de la Independencia de México

Y aquí van unos poemas para releer en fecha tan señalada.

1 Poema sobre la liberación mexicana

Armados con nada salen,
brotan de la oscuridad,
dejaron de ser invisibles,
la humillación no los dobló.
Son vidas de bronce que se rebelan
rompiendo el silencio,
gritando su hambre,
tronando cadenas.
Mujeres y hombres tiemblan,
pero el calor interno los mueve,
los une, los hace uno,
son siglos de ebullición.
Grito de Dolores,
gesta heredera de la Ilustración,
indignación que mueve a las armas
sangre que baña a la futura nación.
Padre de la Patria:
tus hermanos te siguen,
no hay marcha atrás
vida o esclavitud, libertad o muerte
¡que las armas apoyen a la razón!
Miguel Hidalgo:
el pueblo protege tu espalda
luchan contigo, te imitan,
siguen tu ejemplo
¡son momentos de inspiración!
Por las riendas de la insurgencia
hombres nobles dirigen la gesta,
la traición se hace presente
el valor nunca merma.
Entre pólvora y fuego se bautizan,
se consagran: Allende y Morelos,
pero no es suficiente
tal hazaña requiere más talento:
Ignacio Allende, Guerrero, Aldama,
Josefa Ortiz de Domínguez
son algunos de los valientes.
Con letras de oro se escribe la guerra
al fin triunfa la plebe
y surge una nueva nación
¡Qué viva México en lo más profundo del corazón!

Interpretación: este poema es de Abel Pérez Rojas, educador y comunicador mexicano. Resume el alzamiento y las consecuencias del celebrado acontecimiento sin olvidar las hazañas más relevantes de sus protagonistas. Sin duda, es todo un canto de liberación.

2 Poema sobre los protagonistas de la Independencia de México

Sonaron las campanas de Dolores
voz de alarma que el cielo estremecía,
y en medio de la noche surgió el día
de augusta Libertad con los fulgores.

Temblaron de pavor los opresores
e Hidalgo audaz al porvenir veía,
y la patria, la patria que gemía,
vio sus espinas convertidas en flores 

¡Benditos los recuerdos venerados
De aquellos que cifraron sus desvelos
En morir por sellar su independencia;
Aquellos que vencidos, no humillados;
Encontraron el paso hacia los cielos
Teniendo por camino su conciencia!

Interpretación: poema de Hidalgo Manuel Acuña. Aquí se recuerda a los protagonistas, tanto a los opresores como a los insurgentes. El anhelo por librarse del yugo de los conquistadores hace de los segundos auténticos héroes que no dudan en entregar su sangre para dar a su tierra la libertad.

3 Poema 'Guerrero' 

En los montes del Sur, Guerrero un día
alzando al cielo la serena frente,
animaba al ejército insurgente
y al combate otra vez lo conducía.

Su padre, en tanto, con tenaz porfía,
lo estrechaban en sus brazos tiernamente
y en el delirio de su amor ardiente
sollozando a sus plantas le decía:

Ten piedad de mi vida desgraciada;
vengo en nombre del rey, tu dicha quiero;
poderoso te hará; dame tu espada.

¡Jamás!, llorando respondió Guerrero;
tu voz es padre, para mí sagrada,
más la voz de mi patria es lo primero.

Interpretación: poema titulado 'Guerrero', de José Rosas Moreno. Homenaje a una de las figuras claves para conseguir la Independencia. El 14 de febrero de 1831 fue fusilado el militar y político Vicente Guerrero. Hoy convertido en héroe nacional por defender con las armas y las palabras la patria de México. Entregó su vida por la liberación.

4 Poema 'Ante el altar de los caudillos de la Independencia'

México, al recordar la ardiente guerra
a que debió su sacra autonomía,
convoca a las naciones de la tierra
a convivir con ella en armonía.

Ya no es el español el hombre odiado
que provocara cólera o rencores;
es el colono, por la ley llamado,
para entregarse en paz a sus labores.

¿Qué mejor oblación en los altares
de Hidalgo, de Morelos y Guerrero,
que ofrecer nuestra mano y nuestros lares,
transformando en nativo al extranjero?

La sangre por doquier derramada
de aquella lucha, en los heroicos hechos,
de su fruto en la tierra liberada:
por eso surgen ya nuevos derechos.

México en otro tiempo campo rojo,
sin ley augusta y sin precisa norma,
que incitaba al pillaje y al despojo,
en el pueblo laborioso se transforma.

Abre los brazos al obrero honrado
y de la servidumbre lo redime
para que viva siempre emancipado
de la miseria amarga que lo oprime.

Al que la tierra con afán cultiva,
lo alienta para ser un propietario,
y su esperanza y su trabajo aviva,
liberándolo de todo victimario.
Si antes nos agobió el encomendero
con su avaricia y su crueldad odiosa,
ya no hay trabas que opriman al obrero,
ni al campesino en la heredad fructosa.

Escuelas, bibliotecas y talleres
impulsan ya al estudio o la tarea
a ignaras más no inútiles mujeres,
y al indio analfabeto de la aldea.

Tales son los presentes redentores
Traídos de la Patria a los altares
son los frutos más sanos, los mejores
de las grandes contiendas seculares.

¡Que venga hacia este suelo el que confíe
en la rica cosecha del mañana,
que ya una nueva aurora nos sonríe
en esta fértil tierra mexicana!

Interpretación: poema conocido como 'Ante el altar de los caudillos de la Independencia', de Manuel Brioso y Candianti. En este poema se habla de futuro, el futuro que llegaba con la liberación. Con la mirada puesta en la paz, en una nueva aurora, se recuerda también a los caídos, a los libertadores que no dudaron en pelear y dejar su aliento en la batalla a cambio de algo tan necesario como la libertad.

¿Qué te parecen estos poemas del Día de la Independencia de México? ¿Conoces alguno más? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! 

Puedes leer más artículos similares a Bellos poemas del Día de la Independencia de México y su interpretación, en la categoría de Poemas de amor en Diario Femenino.