Hombres que no saben amar: guía para reconocerlos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los hombres que no saben amar

Para que una relación de pareja funcione es fundamental que el motor sea el amor. Esto es algo que no puede ocurrir si uno de los dos miembros de la pareja no sabe amar y todas sabemos que hay hombres que nunca se enamoran. Son los hombres de corazón desactivado y tenemos una guía para reconocerlos.

Cómo reconocer a un hombre que no sabe amar

Hay un tipo de hombre peligroso, el hombre que nunca se enamora, el hombre que no sabe amar y que debes evitar a toda costa porque una relación con él te va a hacer muy infeliz. Sin embargo, estos hombres no llevan un cartel advirtiendo de su corazón desactivado, así que tendrás que aprender a reconocerlos.

1 Encanto. Los hombres que no saben amar no son hombres fríos y rudos que mantienen la distancia. Son hombres encantadores, vestidos con una capa azul brillante de príncipe capaces de enamorarte desde el primer momento. Porque los hombres que no saben amar son encantadores.

2 Tiempo. Estos hombres de corazón desactivado son unos artistas en el amor, pero en el amor fugaz. No pidas que te amen más de lo estrictamente necesario, que puede ser desde un fin de semana hasta tres semanas de historia de amor inolvidable. Inolvidable para ti, ellos la olvidarán enseguida.

3 Artes. No se les puede achacar malas artes en el amor, ni en el sexo. Tienen una gran habilidad para hacerte sentir la mujer más especial del mundo. Pero atenta, porque la diferencia entre un hombre que merece la pena y un hombre que no sabe amar es que también te hará sentir afortunada por recibir una migaja de su amor inventado.

4 Narciso. El carácter de un hombre que no sabe amar se corresponde con el de Narciso. Un hombre en extremo vanidoso, pagado de sí mismo, que se gusta y se encanta y que además está tan sobrado de todo en la vida que no necesita a nadie más que a él. Egocentrismo en estado puro, tú quedas en un segundo o tercer plano.

5 Trofeos. Estos hombres que no saben amar se esconden tras una merecida fama de mujeriegos. Merecida porque su amplio historial sentimental es verdadero, no es un farol. Ellos acumulan trofeos sexuales como otros coleccionan sellos. Y tú eres uno de su trofeos. Hazte a la idea de que solo quiere acostarse contigo, alimentar su ego y engrandecer su vanidad. Y teniendo esto claro, entra en su juego o no.