Por qué siempre te fijas en el mismo tipo de hombre

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando siempre eliges el mismo tipo de hombre

¿Siempre te fijas en el mismo tipo de hombre o es que todos los hombres son iguales? Como nos han dicho que no, que no todos los hombres son iguales, nos está preocupando esa tendencia a tener el mismo tipo de relación de pareja o, más bien, que todos nuestros exnovios tengan tantas en cosas en común. ¿Te has preguntado alguna vez por qué te fijas en el mismo tipo de hombre siempre?

Lo que dice la teoría sobre por qué te fijas en el mismo tipo de hombre siempre

Dicen los expertos que en nuestra vida sentimental seguimos los patrones aprendidos en la infancia. Dicen que la figura del padre es determinante y que marcará para siempre nuestro camino a la hora de elegir pareja, para bien o para mal, es decir, puede ser que busques siempre un novio que se parezca a tu padre o puede ser que busques todo lo contrario a tu padre.

Sea como sea, la clave está en el tipo de hombre que es tu padre y en el tipo de relación que tiene o tuvo con tu madre. Bien porque quieras imitar ese patrón de relación o bien porque quieras alejarte de ese patrón, pero está claro que la relación de tus padres será tu punto de referencia y por eso pasa lo que pasa: tropiezas dos o más veces con la misma piedra.

Esta teoría que Sigmund Freud aplaudiría con ganas no nos deja satisfechas porque creemos que hay algo más en esa fijación por elegir siempre el mismo tipo de hombre y, que además, resulte ser siempre el hombre equivocado. ¿Qué está fallando en tu método de selección?

Tu método de selección de hombres

¿Cómo seleccionas a tus parejas? ¿tienes claro lo que quieres en una relación? ¿exiges unas determinadas características a tu hombre ideal? Que siempre elijas el mismo tipo de hombre puede ser por varios motivos:

+ Porque te gusta ese tipo de hombre, aunque luego resulte del todo incompatible en la convivencia o en una relación a largo plazo.

+ Porque te empeñas en tener una pareja feliz con ese tipo de hombre que has elegido, siempre el mismo tipo. Esto dice algunas cosas de ti: que eres una persona que no se da por vencida o que eres una obcecada.

+ No eres tú, son las circunstancias. La casualidad o el destino te llevan a fijarte siempre en el mismo tipo de hombre. No está en tu mano cambiar eso.

+ Los caminos de Cupido son inescrutables. Esto quiere decir que no eliges de quién te enamoras y parece ser que es Cupido el que tiene la fijación por el mismo tipo de hombres.

Cómo dejar de elegir siempre al hombre equivocado

Llegados a este punto y considerando que tus relaciones anteriores han acabado en ruptura, cabe plantearse cambiar de método de selección. Porque si a estas alturas no has conseguido tener una relación estable eligiendo siempre el mismo tipo de hombre, tal vez, solo tal vez, sería mejor cambiar tu procedimiento. ¡Viva la novedad!

Hazte a la idea de que esto es como renovar tu armario:  transforma por completo tu método para buscar pareja. Si antes ligabas en el bar, prueba ahora con Internet. Si antes buscabas un hombre parecido a ti, prueba con ahora con uno que te aporte cosas diferentes, y al contrario. Si antes te fijabas en una figura protectora, prueba ahora con un Peter Pan. El caso es probar, probar y probar. 

La vida sentimental es como un experimento científico en el que domina el proceso de ensayo/error. Así que prueba, equivócate y reformula tus criterios de selección. No pasa nada por equivocarte en el amor, sobre todo si procuras disfrutar al máximo de tus equivocaciones. Y un buen día, cuando estés ensayando en tu laboratorio del amor, aparecerá como por arte de magia el hombre definitivo.